• MORONI |
  • |
  • |
  • AFP

Bakari Bahiya, una joven de 14 años sobrevivió al accidente de un Airbus de la aerolínea Yemenia con 153 personas a bordo, que cayó al mar esta madrugada cerca de las islas de Comores por causas desconocidas, aunque Francia puso en duda el buen estado del aparato. El A310 de la compañía yemení embarcó sus pasajeros en Saná, la capital de Yemen, con destino a Moroni, con escala en Yibuti. Según las autoridades francesas, 45 comorenses y 66 franceses embarcaron en París y en Marsella antes de cambiar de avión en Saná.

La joven llegó al hospital El Maaruf y "su estado no es preocupante", indicó por teléfono la portavoz de la Medialuna Roja de las Comores, Ramulati Ben Ali. Según ella, se trata de la única superviviente encontrada de momento por los equipos de rescate. Anteriormente, varios responsables médicos de Comores indicaron que un niño de 5 años había sido encontrado "flotando en el agua", sin dar detalles.

La polémica entre París, Bruselas y Saná subió durante el día sobre el mantenimiento del aparato de Yemenia, de 19 años de antigüedad. El A310-300 de la aerolínea fue "excluido" del suelo francés "hace unos años (...) porque estimamos que presentaba irregularidades en sus equipos", indicó el Secretario de Estado francés para el Transporte, Dominique Bussereau ante la Asamblea Nacional.

"¿Podemos llevar en condiciones normales a pasajeros a partir del territorio francés y luego meterlos en un avión que no garantice su seguridad?", preguntó. Sin embargo, el ministro yemení de Transporte, Khaled al Wazir, aseguró que el avión no tenía ningún problema técnico particular. El aparato había "sido revisado en mayo de 2009 y cubría rutas a Europa. Hace una semana, realizó un vuelo a Londres", indicó por teléfono.

Compañía aérea de uno de los países más pobres del planeta
Fundada en 1961, la aerolínea Yemenia no había tenido en los últimos años ningún incidente importante, pese a que se trata de la compañía de bandera de uno de los países más pobres del planeta. Sin embargo, estaba bajo la vigilancia de la Unión Europea. La Comisión Europea constató en julio de 2008 que el transportista no cumplía con "algunas normas de seguridad".

Pero Bruselas no incluyó a Yemenia en la lista negra de la UE, dándole tiempo a "poner en práctica su plan de acciones de corrección antes de la próxima reunión del comité de seguridad aérea". La cita tuvo lugar en abril de 2009 y finalmente la compañía no fue incluida en la lista en la que figuran unas 200 aerolíneas consideradas peligrosas.

Bruselas quiere el establecimiento de unas normas mundiales para el transporte aéreo y va a evaluar las necesidades de las aerolíneas no europeas, anunció hoy el comisario de transportes, Antonio Tajani, tras el accidente. Durante la mañana, un avión localizó la carlinga del aparato, restos de la aeronave y manchas de carburante a unos kilómetros de las costas.

"Se han visto cadáveres flotando y se ha recuperado una capa de carburante a unas 16 a 17 millas (unos 29 km) de Moroni", indicó un alto responsable de Aviación Civil en Yemen, Mohamad Abdel Kader, sin poder dar más detalles sobre las causas del accidente. "El contacto con el vuelo 626 de Yemenia, que partió anoche se perdió esta madrugada", explicó. "Las condiciones meteorológicas eran malas, con vientos de 61 nudos" (unos 110 km/h), añadió.

Según testigos en el aeropuerto de Moroni, el avión descendió para tratar de aterrizar sin éxito, antes de volver a ascender y desaparecer. "He visto el avión acercarse y volver a irse, no he entendido nada", explicó el antiguo ministro comorense de Defensa, Humed Msaidie, consultado en el aeropuerto al que se desplazó para recoger a una pariente. El accidente se produce menos de un mes del de otro Airbus, un A330 de Air France que cayó al océano entre Brasil y Francia.