Jorge Eduardo Arellano
  • |
  • |
  • END

El gobierno keniano rechazó este viernes organizar de nuevo elecciones generales a pesar de los reclamos de la oposición, el mismo día en que llegó la subsecretaria de Estado estadounidense para Asuntos Africanos para fomentar el diálogo.

La subsecretaria de Estado estadounidense para Asuntos Africanos, Jendayi Frazer, llegó a Kenia el viernes para entablar conversaciones que conduzcan al fin de la violencia postelectoral, según fuentes aeroportuarias.

Se espera que Frazer mantenga charlas con el reelegido presidente keniano, Mwai Kibaki, y el líder opositor, Raila Odinga, que no reconoce los resultados electorales del 27 de diciembre.

Por el momento, no estaba claro cuánto tiempo permanecería Frazer en el país.

Por su parte, el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, mantuvo conversaciones teléfonicas por separado con ambos líderes este viernes, según su portavoz Michele Montas. “En ambas conversaciones (Ban) discutió la vuelta a la calma y la normalidad en Kenia, las necesidades humanitarias (e) instó a los dirigentes políticos a resolver sus diferendos mediante el diálogo”, dijo Montas en rueda de prensa. Por otro lado, el gobierno keniano rechazó la celebración de nuevos comicios.

“El gobierno no cederá ante el chantaje. La gente debe parar de usar la violencia como forma de chantaje” para obtener nuevas elecciones, declaró el portavoz del ejecutivo, Alfred Mutua, a la prensa.

Según este responsable, una decisión semejante exigiría además una intervención de los jueces. El resultado de las elecciones del 27 de diciembre, que supuso oficialmente la reelección del presidente Mwai Kibaki, llevó a Kenia a caer en una de sus peores crisis desde la independencia, con oleadas de violencia en todo el país que provocaron unos 360 muertos.

El líder de la oposición, Raila Odinga, cree que los comicios fueron un fraude, y cuenta con la movilización de sus partidarios para hacer cambiar de opinión al gobierno. “El camino que se debe seguir implicará (...) preparativos para nuevas elecciones presidenciales según unas reglas de juego que serán transparentes y democráticas”, declaró Anyang Nyongo, secretario general del Movimiento Democrático Naranja (ODM) del derrotado candidato opositor.