• |
  • |
  • EFE

Un seísmo de 6,1 a la escala abierta de Richter sacudió el norte de Egipto sin que se hayan producido víctimas ni se haya registrado daños materiales, según la agencia oficial de noticias egipcia MENA.

El epicentro del terremoto, que ocurrió , se localiza en el sur de Grecia, 700 kilómetros al noroeste de la ciudad mediterránea de Marsa Matruh, a unos 500 kilómetros al noroeste de El Cairo.

Según el Centro Nacional para los Estudios Astronómicos y Geofísicos, la mayoría de los habitantes de las ciudades septentrionales en la costa del mar Mediterráneo, así como en el Delta del Nilo, sintieron el seísmo.

Según la fuente, el terremoto pudo sentirse incluso en la provincia de El Cairo, aunque no en su totalidad.

Al sur de Grecia
También, en Grecia las autoridades griegas confirmaron que no hay víctimas o daños serios del terremoto de 6,5 grados de intensidad en la escala de Richter que afectó al sur de Grecia, se hizo sentir en la mitad del país y sembró el pánico entre la población.

Panos Manolakos, jefe del Servicio de Protección Civil, declaró al canal estatal NET, que no se han recibido noticias de víctimas o serios daños desde la zona afectada.

El Centro Sismológico de Atenas (Asteroskopios) informó más de 45 minutos después del movimiento telúrico, que el epicentro se localizó en la costa de la localidad de Leonidio, a 150 kilómetros al sur-suroeste de Atenas, a más de 80 metros de profundidad.

El alcalde de Leonidio, Dimitris Tsigunis, confirmó a los canales griegos que algunas viviendas antiguas han sufrido leves daños materiales y que parte de la carretera local resultó bloqueada por un derrumbe de rocas.

El sismólogo Yorgos Stavrakakis, del Centro Sismológico de Atenas, declaró a la prensa dos horas después del terremoto que "no se espera un seísmo mayor".

El terremoto se sintió en todo el sur de Grecia, especialmente en la capital, en la isla de Creta y en el resto de la península del Peloponeso.

La zona del suroeste de Grecia ha producido otros seísmos en los últimos años, entre ellos uno de 6,9 en enero de 2006, que también se produjo a considerable profundidad.