elnuevodiario.com.ni
  •  |
  •  |
  • AFP

La situación en Honduras tiende a complicarse y podría derivar en una guerra civil que pudiera extenderse a Centroamérica, advirtió hoy el presidente venezolano, Hugo Chávez, en La Paz, donde participa en las celebraciones del bicentenario del grito libertario. "La situación de Honduras se tensa más, y ojalá, Dios no lo quiera, pero pudiera terminar en una guerra civil que pudiera desparramarse sobre Centroamérica", manifestó.

El mandatario expresó que Manuel Zelaya, depuesto presidente de Honduras y su aliado político, está dispuesto a regresar a Honduras a retomar la presidencia, y hasta morir ingresando a su país por tierra o mar. Chávez manifestó que ayer habló con Zelaya por teléfono, aunque no precisó dónde se encontraba el mandatario centroamericano. "Ayer conversé por teléfono con él y me dijo: Hugo, yo no sé si voy a morir, pero yo voy a Honduras (..), afirmó Chávez en conferencia de prensa.

El presidente venezolano acotó que durante su charla Zelaya le confesó: "Honduras tiene muchas fronteras de tierras y agua, yo no voy a estar dando vueltas por el mundo, no voy a terminar dando lástima, prefiero morir en territorio hondureño". Chávez recordó que Zelaya intentó sin éxito retornar por vía aérea a Tegucigalpa, a pocos días de la asonada militar.

El depuesto gobernante se encontraría en Nicaragua, tras estar el martes en Guatemala, desde donde llamó a sus simpatizantes a una "insurrección" si el régimen de facto de Roberto Michelleti se resiste a dejar el poder, en la eventualidad de que fracasen las negociaciones que se realizan en Costa Rica con la mediación del presidente Oscar Arias.