•  |
  •  |
  • AFP

La secretaria estadounidense de Estado, Hillary Clinton, llegó hoy a India para reforzar la colaboración con la décima potencia económica mundial, una de las principales voces del planeta sobre temas nucleares, de comercio o de cambio climático. Para su primer viaje al extranjero desde que se rompió el codo, en junio, la jefa de la diplomacia estadounidense ha elegido Bombay, la capital económica de India, golpeada en noviembre de 2008 por unos atentados que dejaron 174 muertos, entre éstos nueve de los diez agresores, y de cuya autoría se imputa a un grupo islamista paquistaní Lashkar-e-Taiba (LeT).

Clinton se trasladará el domingo a Nueva Delhi para entrevistarse con el primer ministro indio, Manmohan Singh, y su homólogo indio, S.M. Krishna. "Espero que una nueva era de cooperación más fuerte entre India y Estados Unidos constituya una de las realizaciones de nuestros dos nuevos gobiernos", escribió Clinton en un artículo aparecido en la primera página del Times of India.

"Pensamos que India tiene una excelente ocasión -que cada vez es más también una responsabilidad de la que es consciente- de jugar un papel no sólo regional sino también mundial", declaró la jefa de la diplomacia estadounidense al abandonar Washington. Iniciado bajo los dos mandatos de Bill Clinton, el acercamiento histórico entre Estados Unidos e India dominó también la diplomacia respecto a Asia de los dos mandatos de George W. Bush.

El acercamiento entre Nueva Delhi y Washington quedó patente en octubre de 2008 con un acuerdo de cooperación en el sector nuclear civil, tras tres años de dura negociación, ya que India se niega a firmar el Tratado de No Proliferación Nuclear (TNP). Ese acercamiento puso fin a decenios de tensiones durante la Guerra Fría, cuando India estaba más cerca económica y militarmente de la desaparecida URSS que de Estados Unidos.

Clinton desea estrechar lazos con gobierno del Congreso indio
Según su entorno, Clinton espera anunciar los nombres de los dos lugares elegidos por India para construir centrales nucleares civiles estadounidenses. La secretaria de Estado también desea estrechar los lazos con el gobierno indio del Partido del Congreso, confirmado en mayo, en los sectores de educación, defensa, agricultura, ciencias, tecnologías y de los derechos de las mujeres.

Asimismo, Clinton cuenta con ampliar la cooperación de ambos países en asuntos internacionales como el cambio climático, la proliferación nuclear o la liberalización del comercio mundial, sobre todo tras las tensiones entre Nueva Delhi y Washington 2008 respecto a las negociaciones de la Ronda de Doha de la Organización Mundial del Comercio (OMC).

"Pensamos que es posible progresar en estos tres asuntos", declaró el vicesecretario de Estado para Asia, Robert Blake, que acompaña a Clinton, al igual que el enviado especial para el cambio climático, Todd Stern. Washington espera lograr un acuerdo durante la conferencia de la ONU sobre el calentamiento climático de diciembre en Copenhague pero hasta el momento India se niega a comprometerse en la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero.

Clinton partirá el martes de India rumbo a la capital tailandesa, Bangkok, antes de participar el miércoles, en Phuket (sur de Tailandia), en una reunión ministerial de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), que agrupa a Brunei, Camboya, Indonesia, Laos, Malasia, Birmania, Filipinas, Singapur, Vietnam y Tailandia.