elnuevodiario.com.ni
  •   WASHINGTON  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Estados Unidos se opone a una nueva tentativa del presidente depuesto Manuel Zelaya de regresar a Honduras, porque estima que esa iniciativa pondría en riesgo los esfuerzos de mediación que encabeza el presidente costarricense Oscar Arias. Una segunda tentativa de regreso de Zelaya "no sería una gran ayuda", declaró un portavoz del Departamento de Estado, Robert Wood.

"El está totalmente al corriente de nuestra posición sobre este tema", agregó el vocero, señalando que Zelaya "lo que debería hacer, es comprometerse plenamente en este proceso de mediación y darle tiempo". "No queremos que la gente tome medidas que puedan entrar en conflicto o no contribuir positivamente a los esfuerzos de mediación de Arias", declaró.

Según su aliado el presidente venezolano Hugo Chávez, Zelaya está dispuesto a efectuar una inminente tentativa de regreso. "La tensión es muy alta", señaló Wood. "Y lo que tratamos de hacer es llevar a las partes a concentrar sus esfuerzos sobre la manera de retornar al orden democrático y constitucional" en Honduras.

Wood se negó a precisar si Estados Unidos se había contactado con Zelaya para tratar de convencerlo de no intentar un regreso a Tegucigalpa, pero bajo anonimato un funcionario del departamento de Estado indicó que el mandatario depuesto conocía perfectamente la posición estadounidense.

El presidente derrocado ya había intentado regresar a Honduras hace diez días, una semana después de ser expulsado del país, en una maniobra que las autoridades de facto abortaron bloqueando la pista del aeropuerto.