•   LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El británico Henry Allingham, el hombre más viejo del mundo y el más anciano de los veteranos de la Primera Guerra Mundial que quedaban con vida, falleció hoy a los 113 años, informó el asilo donde residía.

Allingham festejó su 113 cumpleaños el pasado 6 de junio y tres semanas más tarde se convirtió en el hombre más anciano del mundo, tras morir el japonés Tomoji Tanabe, según el Libro de los Guinness Récords.

Era, además, uno de los tres soldados supervivientes de la Primera Guerra Mundial -un conflicto armado que tuvo lugar entre 1914 y 1918- y, según el Ministerio británico de Defensa, el último sobreviviente de la batalla de Jutland, la mayor batalla naval del primer conflicto mundial, y último fundador con vida de la Royal Air Force, creada en 1918.

Tras el fallecimiento de Allingham, la actual decana de la humanidad, teniendo en cuenta ambos sexos, es la estadounidense Gertrude Baines, de 115 años.