•  |
  •  |
  • END

QUITO / AFP
El presidente de Ecuador, Rafael Correa, negó este sábado tener nexos con las FARC, tras la divulgación de un video en el que un jefe rebelde dijo que la guerrilla financió su campaña electoral, y desafió a su par de Colombia, Álvaro Uribe, a someterse a un detector de mentiras.

“En lo personal, yo ni siquiera conozco a alguien de las FARC”, declaró Correa y pidió la investigación del asunto, al presentar su informe semanal de labores en la localidad andina de Chunchi (sur).

“Lo invito (a Uribe) a que nos pongan ante nuestros pueblos con detectores de mentiras para que nos pregunten si tenemos algo que ver con las FARC, con los paramilitares y con los narcotraficantes para ver quién dice la verdad y quién miente”, dijo el mandatario.

“Con respecto a esta nueva patraña de las FARC, ya revisaremos el video, si hay montaje o no”, agregó. “Ni siquiera he visto el famoso video (...) habrá que ver si el video es verdad, (que) de acuerdo a las FARC es un burdo montaje”.

El presidente comenzó su alocución con un tono burlón. “Les habla el terrorista internacional, narcotraficante, narcopolítico. Qué más es lo que me están diciendo ahora, amigo de las FARC”, expresó.

Tildó de “cantinfladas”, “tonterías” y “barbaridades” a la serie de denuncias de Bogotá que trata de vincularlo con las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, marxista).

Correa señaló además que una comisión civil investigará si su campaña de 2006 fue financiada por la guerrilla como afirmó el líder insurgente Jorge Briceño en el video incautado por la Policía en Bogotá, cuya autenticidad fue confirmada el viernes por la Fiscalía de Colombia.

“Que investigue si el gobierno ecuatoriano, si (el movimiento oficialista) Alianza País, si el candidato Rafael Correa alguna vez ha recibido 20 centavos de cualquier grupo extranjero, no sólo de las FARC”, expresó.

Esa comisión, creada por Correa, se ocupa de indagar el ataque militar colombiano contra un campamento clandestino de las FARC en territorio ecuatoriano el 1 de marzo de 2008, que dejó 25 muertos y provocó la ruptura de las relaciones diplomáticas entre Quito y Bogotá.

El gobierno de Ecuador ha planteado el cumplimiento de cinco condiciones para el restablecimiento de los nexos con Colombia, entre ellas dejar de involucrarlo con las FARC, cuyo líder Raúl Reyes falleció en ese bombardeo.

Asimismo un juez ecuatoriano dictó orden de prisión contra el ex ministro de Defensa de Colombia, Juan Manuel Santos, por el presunto delito de asesinato al ser responsable de la operación contra la guerrilla.

Correa señaló que la oposición ecuatoriana ha denunciado que su campaña fue financiada por el narcotráfico y su homólogo y aliado venezolano, Hugo Chávez. “Ahora también las FARC. Ya no saben qué decir, compañeros”, dijo con sorna.

Sostuvo que lo del video de las FARC forma parte de una “campaña no sólo a nivel de Colombia sino regional, donde hay una arremetida de la derecha para desestabilizar a los gobiernos progresistas”.

“Ya sabremos responder, compañeros, pero estén muy atentos porque a nivel de todo el continente existe una gran arremetida de la derecha y los grupos de poder, que no nos han podido vencer en las urnas y tratan de vencernos de otra forma”, sentenció.

Tras la divulgación del video de las FARC, que data de marzo de 2008, el fiscal de Colombia, Mario Iguarán, afirmó que Correa “está en la mira de los organismos y de los tribunales internacionales”.