•  |
  •  |
  • END

DUBLÍN / AFP
Un nuevo informe sobre los abusos sexuales infligidos por curas católicos de Irlanda a niños en la región de Dublín, entregado ayer martes al gobierno, identificó varios centenares de víctimas, informaron fuentes de la archidiócesis.

Tras nueve años de averiguaciones, una comisión de investigación concluyó a finales de mayo que se habían cometido abusos sexuales, físicos y emocionales, a veces “endémicos”, sobre niños de las instituciones irlandesas gestionadas por órdenes católicas a partir de los años 1930.

Estas conclusiones han tenido gran impacto en Irlanda, país de mayoría católica.

En marzo de 2006, el gobierno había encargado a una comisión la investigación de la única arquidiócesis de Dublín, la más importante del país. Esta comisión tenía como meta, entre otras, determinar si la iglesia había señalado las acusaciones por abusos o había tratado de “obstruir, avisar o interferir en una investigación apropiada” sobre las quejas.

El Arzobispo de Dublín, Diarmuid Martin, avisó el pasado mes de abril que el informe de esta comisión iba a “impactar a todo el mundo”.

Según un portavoz de la Arquidiócesis, las autoridades han identificado a entre 400 y 450 personas que habrían sido víctimas de abusos cometidos por 152 curas de Dublín desde 1940.

“Quisiera insistir en el hecho de que se trata de una estimación muy prudente y que (la cifra) probablemente aumentará”, añadió.

La fecha de publicación del informe, remitido al ministro de Justicia, Dermot Ahern, no se dio a conocer.

“El ministro va a transferir el informe al Attorney General (asesor legal del Gobierno), Paul Gallagher, para establecer la mejor forma de actuar”, indicó un portavoz del Ministerio de Justicia.