elnuevodiario.com.ni
  •   GINEBRA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El virus A (H1N1) sigue propagándose con rapidez y tan sólo cuatro meses después de haber sido detectado en México ha llegado a casi todos los rincones del planeta, indicó hoy la Organización Mundial de la Salud (OMS). "Si se considera que la propagación del virus alcanza a 160 de los 193 países miembros de la OMS, nos acercamos al 100%", declaró a la prensa Gregory Hartl, portavoz de la OMS. "En lo que respecta a los muertos, pienso que estamos ahora cerca de los 800", agregó. El último dato de la OMS situaba el pasado martes en "más de 700" el número de fallecidos.

El portavoz de la OMS evaluó en "varios cientos de miles" la cantidad de personas contaminadas y señaló que "cuanto más casos hay, más muertos habrá", aunque no pudo dar ninguna tasa de mortalidad. "No tenemos ni el numerador, ni el denominador" para poder realizar este cálculo, indicó. "Varias preguntas siguen sin respuestas", reconoció.

El nuevo virus A (H1N1) se detectó por primera vez a finales de marzo en México, y la OMS declaró el estado de pandemia el 11 de junio pasado. Desde entonces, la enfermedad se ha expandido "a una velocidad sin precedentes", según la OMS, que subraya que "en las pandemias anteriores, pasaron más de seis meses antes de que los virus gripales se propagaran tanto como lo ha hecho el nuevo virus H1N1 en menos de seis semanas".

El virus se "expande muy eficazmente" pero los expertos de la OMS destacan "el carácter benigno hasta ahora de los síntomas para la aplastante mayoría de pacientes, que se recuperan, generalmente, sin necesidad de tratamiento médico, en una semana tras la aparición de los primeros síntomas". Sin embargo, los expertos de la OMS siguen temiendo una mutación del virus hacia una forma más peligrosa: "Debemos saber que puede haber cambios y estar preparados para ello", dijo Hartl. "De momento, no hemos observado ningún cambio de comportamiento del virus. Lo que observamos es una expansión geográfica" añadió.

Las primeras dosis de vacuna deberían estar disponibles "al principio del otoño en el hemisferio norte", confirmó, pero la OMS sigue sin saber si serán necesarias una o dos dosis para estar inmunizado contra la enfermedad. "Los ensayos clínicos acaban de empezar en algunos países. Sabremos más cuando pasen unas semanas después de las primeras inyecciones porque hay que ver la reacción de las personas, y de sus anticuerpos, para saber si una inyección basta o si se necesitan dos", explicó Hartl.

Se han observado algunos casos de resistencia al Tamiflu, el medicamente antiviral más utilizado contra el A (H1N1) a la espera de una vacuna, pero "no están relacionados entre ellos". Los niños y jóvenes adultos siguen siendo los más afectados, pero la OMS tampoco tiene certezas a este respecto: "existen varias suposiciones", observó Hartl y añadió que "le resulta más fácil al virus expandirse por las escuelas". "El perfil de aquellos que contraen una forma más aguda de la enfermedad es de personas un poco más mayores que los niños en edad escolar o los adolescentes", matizó.

Otra incógnita importante es el comportamiento del virus cuando llegue el frío al hemisferio norte. "No tenemos experiencia del virus durante el invierno en el hemisferio norte porque el virus apareció en el mes de marzo (...). La pregunta, por lo tanto, es ¿qué va a hacer el virus? No lo sabemos", reconoció Hartl.