•  |
  •  |
  • END

QUITO / AFP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, admitió este miércoles que su revolución socialista aún es vulnerable y llamó a sus simpatizantes a organizarse para defenderla de los “poderes fácticos”.

“Debería ser una preocupación de todos los que queremos un país mejor: organizarnos, movilizarnos para defender una revolución ciudadana de estos grupos fácticos que la quieren boicotear”, manifestó el mandatario a emisoras de radio de la ciudad costera de Quevedo (suroeste).

Correa destacó que desde 2006 lleva seis procesos electorales ganados en forma consecutiva, incluida su reelección para un período de cuatro años (hasta 2013), pero advirtió que pese a tener “un gran apoyo popular” éste no cuenta con “organización ni capacidad de movilización”.

“Hay pequeños grupos que no representan a nadie, sólo sus intereses, pero tienen cualquier capacidad de movilización, y es más, estructuras militares”, dijo Correa en alusión al coronel(r) Lucio Gutiérrez, quien fue derrocado de la presidencia en abril de 2005 y lidera a la oposición.

Correa, quien sostiene un duro enfrentamiento con un sector de la prensa, recordó que hay medios de comunicación que tienen capacidad de “movilizar a la gente con una mentira creíble”.

“Eso significa que somos muy vulnerables. Tener un inmenso apoyo popular no da seguridad. Tener apoyo popular con organización y movilización, eso sí garantiza resguardar un proyecto político que está intentando cambiar las estructuras tan injustas en este país”, indicó el presidente.