•   MADRID  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Dos guardias civiles murieron hoy al estallar un coche bomba cerca de un cuartel de la Guardia Civil en la isla de Mallorca, en las islas Baleares, sureste de España, en un atentado con la marca de la organización independentista armada vasca ETA, que mañana cumple 50 años de existencia. Se trata de "dos fallecidos en una explosión" ocurrida poco antes de las 14H00 (12H00 GMT) que "eran guardias civiles que iban en un coche oficial", apuntó la Guardia Civil de Baleares.

La explosión se produjo frente al cuartel de la institución en Palmanova, en el municipio de Calviá, cerca de la capital de las islas Baleares, Palma de Mallorca, en una zona muy turística. El tipo de artefacto que originó la explosión no está claro. Un testigo relató a la Radio Nacional de España que vio "un todoterreno que había volado por los aires" y "una columna de humo" frente al cuartel de la Guardia Civil, zona que "está acordonada". Los fallecidos son dos agentes de 27 y 28 años que iban vestidos de paisano, añadió.

Horas después del atentado, la policía desactivó una bomba adosada a un vehículo de la Guardia Civil cerca del lugar del atentado, indicó esa institución, tras haber trazado un amplio perímetro en la zona por sospechar que había otro vehículo.

Activaron operación policial "Jaula"
El ministerio del Interior ordenó el cierre durante unas dos horas del aeropuerto de Palma de Mallorca, el tercero de España por tráfico de pasajeros (22,8 millones de viajeros en 2008), y prohibió también las salidas por mar de la isla ante la posibilidad de que los autores se encontraran en la isla, dentro de la operación policial "Jaula". El objetivo era impedir la "huida de los terroristas" si se encontraban en la isla, explicaron.

La familia real española acstumbra pasar sus vacaciones en Mallorca, en el palacio de Marivent, a unos 8 kilómetros del lugar del atentado, aunque hoy ni los Reyes ni el príncipe heredero, Felipe de Borbón, se encontraban allí. La organización independentista armada vasca ETA intentó atentar contra el rey Juan Carlos I en 1995 en Palma de Mallorca.

El presidente del gobierno español, José Luis Rodríguez Zapatero, viajaba a la isla, al igual que el ministro del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, para "supervisar la investigación", según fuentes gubernamentales. Varios ministros, el Congreso de los Diputados, la Comisión Europea y varios países como Francia y Brasil condenaron el atentado.

Se trata del segundo atentado en España en 24 horas. Ayer, la explosión de una furgoneta bomba ante una casa cuartel de la Guardia Civil en Burgos, mientras sus ocupantes dormían, causó 64 heridos leves. La Guardia Civil es objetivo prioritario de ETA, junto con la policía y los militares españoles, los miembros del gobierno regional socialista vasco, y sobre todo, miembros de los ayuntamientos.

ETA reflexiona para ser "más eficaz"
Mañana se cumplen 50 años de la creación de la organización, que ha matado a 826 personas en su lucha por la independencia del País Vasco. El último atentado mortal de ETA fue el pasado 19 junio, cuando un policía murió al estallar una bomba colocada en su coche cerca de Bilbao.

La organización armada integra la lista de organizaciones terroristas de la Unión Europea (UE) y Estados Unidos. ETA cumplió una tregua de algo más de un año, que concluyó en junio de 2007, durante la cual el gobierno socialista español intentó negociar sin éxito el fin de la lucha armada. Tras esa tregua reanudó sus atentados y desde entonces ha matado a siete personas, sin contar a los dos agentes de este jueves. Las policías española y francesa han detenido a decenas de sus miembros y a varios de sus jefes.

Hace varias semanas la organización anunció que actualmente lleva a cabo una "reflexión" para ser más "eficaz".