elnuevodiario.com.ni
  •   BRUSELAS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Los países de la Unión Europea planean limitar el suministro de visas de entrada al territorio para los funcionarios del gobierno de facto de Honduras a causa del estancamiento político en el país, anunció hoy la presidencia sueca de la UE.

Esta medida era reclamada por España para alinearse sobre la posición de Estados Unidos, que decidió el martes revocar las visas diplomáticas de cuatro miembros del gobierno de facto de Honduras, un mes después del golpe de Estado que derrocó a Manuel Zelaya.

Los embajadores de los países de la UE en Bruselas acordaron "tomar medidas para restringir los contactos a nivel político con el gobierno de facto de Honduras", indicó la presidencia sueca en un comunicado. Dichas medidas "incluyen la posibilidad de restringir el acceso a sus territorios a ciertos miembros del gobierno de facto de Honduras", precisó la presidencia sueca.

Según un diplomático, esta fórmula significa que corresponderá a cada capital europea decidir si lo hace o no. Una decisión vinculante que comprometiese a toda la Unión Europea habría sido más difícil de tomar ya que habría necesitado una reunión a nivel de ministros, añadió.

Al abrir la puerta a las limitaciones de visas para los miembros del gobierno de Honduras, la UE accede a una petición de Madrid. El martes el canciller español Miguel Angel Moratinos había anunciado que España instaría a la UE a retirar las visas a los miembros del gobierno de facto de Honduras. "Creo que la comunidad internacional tiene que sumarse a esta voluntad de coordinación, de concertación para que el presidente depuesto, Manuel Zelaya pueda volver a Honduras", indicó el ministro español, quien se encuentra de visita en Caracas.

Estados Unidos revocó el martes las visas diplomáticas a cuatro miembros del régimen de facto de Honduras y estudia retirárselas a otros funcionarios porque no reconoce a ese gobierno. La UE condenó de entrada el golpe de Estado y había advertido el martes que "seguiría restringiendo los contactos a nivel político con los representantes del gobierno de facto". Europa anunció ya el lunes la congelación de 65,5 millones de euros (92 millones de dólares) de ayuda presupuestaria a las nuevas autoridades de Honduras.