•  |
  •  |
  • END

BOGOTÁ / AFP
Un juez condenó a penas de entre 4 y 30 años de cárcel a 15 militares colombianos por la ejecución de dos civiles a quienes presentaron como guerrilleros muertos en combate, informó este sábado la Fiscalía.

La sentencia más alta recayó sobre un oficial, tres suboficiales y seis soldados, como “determinadores” y “autores materiales” del asesinato de los dos jóvenes en la ciudad de Medellín (400 km al noroeste de Bogotá), en mayo de 2006, según un comunicado.

Otros cinco soldados fueron condenados a cuatro años de prisión por “encubrimiento”.

Según la Fiscalía, las víctimas, empleados de un restaurante, desaparecieron el 25 de mayo de 2006 cuando regresaban a su casa.

“Al día siguiente, los cadáveres de los jóvenes aparecieron en Medicina Legal (entidad forense) reportados como muertos en combate” por un batallón de infantería, que “informó de un enfrentamiento el día anterior” con guerrilleros.

El caso se enmarca en el escándalo de los “falsos positivos”, como se denominan en el país las ejecuciones extrajudiciales cometidas por miembros de la fuerza pública para reclamar éxitos en la lucha contra grupos ilegales.

La Fiscalía investiga a un millar de integrantes de los cuerpos de seguridad por su presunta participación en el asesinato de unos 1,375 civiles presentados originalmente como irregulares muertos en combates.