•  |
  •  |
  • END

BOGOTA / AFP
El nuevo ministro colombiano de Defensa, Gabriel Silva, dijo que le preocupa que las elecciones presidenciales de 2010 en su país se conviertan en “objetivo militar externo”, según una entrevista publicada este domingo.

“Me inquieta que el proceso electoral y la democracia se conviertan en objetivo militar interno y externo”, declaró el ministro, designado el pasado lunes, al diario El Tiempo.

“No se puede permitir que el terrorismo o sus aliados interfieran en la expresión soberana de la voluntad popular”, agregó Silva, sin ofrecer más detalles.

Los comicios están programados para mayo, y el presidente Álvaro Uribe, con una popularidad del 68%, mantiene la posibilidad de aspirar a un tercer mandato consecutivo, para lo cual es necesario una reforma constitucional que sectores oficialistas impulsan mediante un proyecto de referendo.

Amenaza para la paz continental

Uno de los más firmes aspirantes para suceder a Uribe es su ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, según encuestas.

Santos es reconocido por los éxitos contra las FARC, pero su aspiración es vista con recelo por los gobiernos de Ecuador y de Venezuela. Este último, el pasado martes congeló relaciones con Colombia, por denuncias que lo vincularían con la dotación de armamento a esa guerrilla.

El presidente venezolano, Hugo Chávez, sostiene que Santos es una “amenaza para la paz continental” por reivindicar el “derecho” de Colombia a combatir a los rebeldes más allá de sus fronteras, como ocurrió con un ataque en Ecuador en marzo de 2008.

Su homólogo ecuatoriano, Rafael Correa, que rompió relaciones con Bogotá a raíz de esa incursión, reiteró sus críticas al ex funcionario en una entrevista con el diario El Tiempo.

Como presidente, Santos “sería un peligro para la región, a no ser de que cambie su concepto” sobre la “guerra preventiva”, sostuvo.