•  |
  •  |
  • END

BOGOTÁ / AFP
El arsenal de la guerrilla de las FARC proviene de casi 30 países, según incautaciones realizadas a ese grupo en los últimos años, dijeron fuentes de inteligencia colombianas citadas por la prensa local este domingo.

Los decomisos incluyeron, en la última década, 200 armas antitanque, entre las cuales tres lanzacohetes comprados por Venezuela a un fabricante sueco en 1988, señala un registro del Grupo Interinstitucional de Análisis Antiterrorista (Giat), citado por el diario El Tiempo.

Dentro de ese lote también hay cohetes estadounidenses, rusos, rumanos y chinos, agregó el reporte.

Las aprehensiones abarcaron, igualmente, 300 fusiles Fal pertenecientes a la Fuerza Armada de Venezuela, que serán fundidos por la industria militar colombiana; fusiles rusos, búlgaros, chinos y coreanos; pistolas y revólveres de Europa Central y brasileños, y explosivos ecuatorianos.

Asimismo, munición brasileña, rusa, venezolana, de Corea del Norte y hasta colombiana, precisa el informe, que recuerda el decomiso en octubre de 2003 de un rocket del Ejército ecuatoriano usado en el ataque del que salió ileso el dirigente Jorge Visbal.

El registro fue dado a conocer cuando las relaciones entre Bogotá y Caracas están congeladas por decisión del presidente venezolano, Hugo Chávez, a raíz del anuncio sobre el decomiso de los lanzacohetes suecos y de los planes de Colombia de permitir a Estados Unidos el uso controlado de tres bases militares.

Al revelar la incautación, el gobierno colombiano dijo no haber obtenido respuesta de Venezuela a un pedido de información sobre el caso, una actitud que no es exclusiva de ese país, según el reporte de El Tiempo.

En lo que va de 2009, Bogotá ha enviado 209 comunicaciones a 27 países para averiguar el origen de armas confiscadas a las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), a las que obtuvo 177 respuestas, indica la publicación.

Revista británica destaca el tema

Recientemente, la revista británica de defensa ‘Jane’s’ publicó que a principios de este año el Ejército colombiano había incautado a las FARC una serie de cohetes antitanque tipo AT4, fabricados por la compañía sueca Saab Bofors Dynamics, y comprados por el Ejército venezolano en 1980 y 1990.

El gobierno colombiano habría hecho llegar los números de serie de esos cohetes al gobierno sueco, y por esta vía se determinó que los AT4 capturados a las FARC “correspondían a un lote que había sido vendido hace algunos años por la firma sueca al Ejército de Venezuela”.

El vicepresidente colombiano, Francisco Santos, alertó además que las FARC están en capacidad de adquirir equipos de una manera sencilla a través de mecanismos prohibidos por la legislación internacional.

“Ya en varios operativos hemos podido recuperar arsenales de las FARC. Hemos encontrado municiones potentes, equipos potentes, armas antitanques que un país europeo le vendió a Venezuela y que aparecieron en manos de las FARC”, indicó Santos.