elnuevodiario.com.ni
  •   CARACAS Y LONDRES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez, informó hoy de la detención de Lina Ron, militante radical y presunta autora del ataque con bombas lacrimógenas contra la sede de la televisora Globovisión, perpetrado ayer. "Hoy (martes) ella (Ron) se presentó. Bien hecho que se haya presentado y está detenida, no hay más alternativa, violó la ley y debe recibir el peso de la ley", expresó Chávez, luego que la Fiscalía venezolana dictara una orden de arresto en contra de Ron después de haber visto los videos grabados durante la agresión.

"Cuando se trata de la ley no puedo meter la mano por nadie, ni por nada, porque eso fue una violación de la ley y un acto inaceptable", sostuvo Chávez. "Ese acto de agresión contra una planta de television contrarrevolucionaria lo que hace es darle oxígeno a la contrarrevolución, y es un acto contrarrevolucionario que nosotros no podemos permitir ni como revolución, ni como gobierno, ni como Estado", fustigó. "Es un acto anárquico que atenta contra la paz del país (...) Nosotros no somos los portadores de la violencia", agregó el mandatario venezolano en un acto oficial transmitido por la televisión venezolana.

Lina Ron es dirigente de la formación Unión Patriótica por Venezuela (UPV), aliada del oficialismo y defiende lo que ha llamado "chavismo radical". Con frecuencia, la militante acude a actos del partido en el poder, pero el Ejecutivo ya en otras ocasiones había tomado distancia con ella.

El director de Globovisión, Alberto Federico Ravell, responsabilizó ayer al presidente Chávez de este ataque ya que había sido perpetrado "por sus partidarios". "La burguesía agarra las imágenes y las ponen a dar vueltas por el mundo y de una vez dicen que fui yo quien ordené eso. Y quienes me acusan saben que no (lo hice), pero es que me odian", lamentó.

Amnistía Internacional se declara "preocupada"
Hoy, Amnistía Internacional se declaró "preocupada" por el ataque a la sede de Globovisión y pidió a Venezuela la apertura "urgente" de una investigación "completa e imparcial". "Los ataques contra la libertad de expresión son una seria y vieja preocupación en Venezuela", declaró Susan Lee, directora de la organización de defensa de los derechos humanos para las Américas.

"El presidente Chávez tiene que garantizar que el derecho de los medios a ejercer su actividad legítima es respetado, incluso cuando incluye críticas al gobierno", agregó el comunicado.

Amnistía se mostró igualmente preocupada por el nuevo proyecto de ley venezolano para sancionar los denominados "delitos mediáticos", que debía ser analizado hoy por la Comisión de medios del Parlamento, considerando que "de ser aprobada, impondrá restricciones inaceptables a la libertad de expresión en Venezuela.