•   MÉXICO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente mexicano, Felipe Calderón, se comprometió ayer ante el mandatario derrocado de Honduras, Manuel Zelaya, a pedir a Estados Unidos que suspenda toda la ayuda que envía al régimen golpista del país centroamericano, reveló la canciller de Zelaya, Patricia Rodas. "Contamos con el apoyo del presidente Calderón para que, frente al presidente Barack Obama, plantee al gobierno norteamericano la necesidad de cortar la ayuda militar, financiera o cualquier tipo de oxígeno que pueda estar dando respiro al régimen golpista", explicó la ex ministra de Relaciones Exteriores de Honduras.

"Estamos pidiéndole a Calderón que intermedie por nuestro pueblo ante las naciones poderosas del mundo como, por ejemplo, los Estados Unidos y en su momento Canadá, que también tiene líneas de ayuda militar y económica hacia Honduras", explicó la funcionaria. Rodas forma parte de la comitiva de Zelaya en la visita que realiza entre ayer y hoy a México.

Calderón, quien recibió ayer a Zelaya con honores de Estado, se reunirá con Obama y el primer ministro canadiense, Stephen Harper, los próximos 9 y 10 de agosto en una cumbre norteamericana en la ciudad mexicana de Guadalajara, al oeste. El presidente Zelaya había afirmado poco antes en rueda de prensa que Honduras depende económicamente en un 70% u 80% de Estados Unidos, por lo que Washington "sólo tendría que hacerle así", indicó apretando el puño, "a la actividad comercial, militar y migratoria para que ese golpe durara cinco minutos".

Sobre la reunión de hoy delos  embajadores de la Organización de Estados Americanos, OEA, Rodas deseó que "de la etapa declarativa que hasta ahora ha habido, que ha sido muy importante (...), ahora pasemos a la etapa de la acción, de decidir qué va a hacer la OEA para que sus decisiones multilaterales se conviertan en acciones de bilateralidad".

Manuel Zelaya fue derrocado y expulsado de Honduras el 28 de junio por un golpe de Estado que llevó al poder a Roberto Micheletti.