elnuevodiario.com.ni
  •   QUITO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El ministro ecuatoriano de Defensa, Javier Ponce, expresó hoy que Colombia, apoyado por Estados Unidos, atacará a otros países con el pretexto de combatir al terrorismo como lo hizo con Ecuador en marzo de 2008, desde cuando están congelados los nexos diplomáticos bilaterales. "Lo que demostró el ataque a Angostura, en la Amazonia ecuatoriana, es la intención de Colombia de aplicar la teoría de la extraterritorialidad. Esto es el derecho a atacar a cualquier otro país soberano a nombre del combate al terrorismo", expresó el funcionario al canal de televisión Ecuavisa.

Añadió que "esta tesis, Colombia la ha reiterado y ha dicho que si tiene que volver a hacerlo lo volverá a hacer, y eso lo va a hacer en condiciones de un apoyo con la presencia norteamericana" en bases militares colombianas para la lucha contra el narcotráfico y el terrorismo. Ponce puntualizó que "es eso lo que nos preocupa, el hecho de que a esta tesis de extraterritorialidad esté acompañada la presencia de las bases" colombianas con tropas de Estados Unidos.

El gobierno de Ecuador y los de otros países han expresado su preocupación por el acuerdo que Bogotá negocia con Washington para permitirle el uso de siete de sus bases, según autoridades colombianas, lo que llevó al presidente Alvaro Uribe a realizar una gira por Sudamérica para explicar el pacto militar. "Ecuador mantendrá su tesis de que no es conveniente la presencia de bases militares en ningún país de América Latina, menos aún en un país que ha demostrado actitudes agresivas hacia al menos su vecino del sur, hacia Ecuador", indicó el ministro de Defensa.

Apuntó que "lo que se ha visto obligado a hacer Uribe es explicar a los países que se han preguntado cómo está planteado ese convenio, en qué términos está planteado".

Tras el ataque militar colombiano contra la guerrilla de las FARC en Ecuador en marzo de 2008, Quito está fortaleciendo a las Fuerzas Armadas para resguardar la frontera, y en ese contexto ha comprado aviones de combate de fabricación brasileña, helicópteros, aeronaves no tripuladas y radares.

Ponce señaló que "estamos fortaleciendo nuestra capacidad de disuasión" sin entrar en una carrera armamentista e indicó que su país también negocia dos helicópteros MI rusos. Asimismo anotó la intención de adquirir aviones de transporte para la Fuerza Aérea y helicópteros no tripulados "para efectos del control de la frontera" con Colombia.