•  |
  •  |
  • AFP

La secretaria de estado norteamericana, Hillary Clinton, lamentó hoy en Nairobi que Estados Unidos no haya firmado el tratado que instituyó la Corte Penal Internacional, CPI, ya que la institución puede ser de gran utilidad en África. Clinton, que inició el martes en Kenia su primera gira africana desde que tomara posesión de su cargo hace seis meses, destacó el fallo emitido por la CPI contra el presidente sudanés Omar el-Bechir, y estimó que la corte podría juzgar a los autores de las violencias post electorales en Kenia a principios de 2008.

Estados Unidos sin embargo no ratificó el tratado de Roma de 1998 en que se instituía la CPI, con sede en La Haya (Holanda), y a la cual la administración Bush se opuso firmemente durante su lanzamiento en 2002. "El hecho de que aún no seamos signatarios es de lamentar", afirmó Clinton durante una reunión pública en la Universidad de Nairobi. "Pero nosotros apoyamos el trabajo de la Corte y seguiremos haciéndolo bajo la administración Obama", añadió.

Según responsables americanos, la nueva administración del presidente Barack Obama está reexaminando la política estadounidense en relación a la CPI. "Creo que habríamos podido arreglar ciertas dificultades provocadas por nuestro gobierno sobre nuestra adhesión", añadió Clinton.

Un cambio en la posición estadounidense con respecto a la CPI sería con toda seguridad rechazada por una fuerte oposición de miembros influyentes del Congreso y de responsables militares, temerosos de la posibilidad de ver que algún país quiera llevar a sus soldados ante la Corte. Más de cien países, la mayoría democracias occidentales, son signatarios del tratado de Roma.