•  |
  •  |
  • END

BRASILIA / AFP

El Presidente de Colombia, Álvaro Uribe, terminó ayer jueves una gira por siete países sudamericanos a los que explicó un acuerdo que permitirá a Estados Unidos usar siete bases militares en territorio colombiano, al final de la cual Brasil le pidió garantías.

El viaje terminó con una reunión entre Uribe y el presidente brasileño, Luiz Inácio Lula da Silva, cuando Brasil indicó que quiere garantías de que las operaciones desde esas bases se restringirán al territorio colombiano.

El canciller brasileño informó a la prensa que el pedido brasileño “fue mencionado” en la reunión con Uribe, y que el tema requerirá de otras consultas, “no sólo con Colombia, también con Estados Unidos”.

Brasil también abordó la cooperación sudamericana en la lucha contra el narcotráfico. Es importante “que los países de Sudamérica asuman ese combate al narcotráfico como algo que tenemos que combatir sin injerencias externas”, señaló Amorim.

Tras la reunión, Uribe se dirigió a los periodistas apenas para expresar “el agradecimiento por el diálogo amplio” con las autoridades brasileñas.

Brasil ha sido uno de los países que más abiertamente ha objetado el acuerdo que, según Estados Unidos y Colombia, se restringe al combate al terrorismo y narcotráfico.

“A mí no me agrada una base estadounidense más en Colombia”, afirmó la semana pasada el presidente Lula. Con la Presidenta de Chile, Michelle Bachelet, el brasileño pidió que se convoque el Consejo de Defensa Sudamericano, y el tema será abordado la semana próxima en Quito durante una cumbre de la Unión de Naciones Suramericanas (Unasur) a la que Uribe no asistirá.