•   QUITO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Ecuador, que mantiene congeladas las relaciones diplomáticas con Colombia desde marzo de 2008 a raíz de una violación a su soberanía territorial, rechazará cualquier incursión dentro de sus fronteras, expresó hoy el presidente Rafael Correa en una ceremonia militar. "Que nadie se atreva a ofender nuestra soberanía, a mancillar nuestro territorio. Jamás volverá a haber un primero de marzo de 2008", cuando militares colombianos atacaron en Ecuador un campamento de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), indicó el mandatario.

"Estaremos preparados para repeler cualquier incursión en el territorio patrio", advirtió Correa. La OEA consideró que Colombia violó la soberanía ecuatoriana al lanzar un ataque militar contra un campamento clandestino de la guerrilla de las FARC en Ecuador en marzo de 2008, hecho que llevó a Quito congelar sus nexos con Bogotá.

Durante el acto castrense, el mandatario manifestó que Ecuador no se dejará arrastrar por el conflicto colombiano. "No es nuestra guerra, nos quieren involucrar en ella", señaló. Asimismo negó tener relaciones con la guerrilla marxista como sostiene Colombia. "Jamás hemos tenido el menor acuerdo o vínculo con las FARC excepto por razones humanitarias" para gestionar la entrega de rehenes, manifestó.

"Fácil es acusar (de los nexos con las FARC) por parte de aquellos que lo hacen desde protervos intereses políticos, alineados con el paramilitarismo, con el narcotráfico, a contracorriente de los cambios que vive América Latina", fustigó Correa.