•  |
  •  |
  • END

GEORGIA/ AGENCIAS

Estados Unidos propondrá una reforma a la Organización del Tratado del Atlántico Norte, OTAN, para que el bloque militar más importante del mundo abra sus puertas a Japón, Australia y Corea del Sur, trascendió en diversas agencias internacionales.

Hay que destacar que en los últimos años se habla con insistencia del “crecimiento militar” de la Federación Rusa e incluso algunos se atreven a señalar a Moscú como un “peligro” para las democracias occidentales. De manera paralela otros personajes se pronuncian a favor de que la OTAN, fortalezca todavía más su poderío militar. ¿Será que algunas potencias preparan algo contra Rusia?
Analistas militares recuerdan que la OTAN fue creada hace más de 60 años con el claro objetivo de justificar la presencia militar de Estados Unidos en Europa y para “defender” a los países del viejo continente y a las naciones “libres” ante la supuesta amenaza de la EX URSS..

Hoy, 18 años después de la desintegración de la Unión Soviética, se escuchan voces que claman sobre la necesidad de intensificar el potencial militar de la OTAN, esta vez para “defender” la democracia y luchar contra el terrorismo.

Inicialmente, la OTAN fue integrada por 12 Estados de Europa Occidental y América del Norte: Bélgica, Dinamarca, Francia, Holanda, Islandia, Canadá, Luxemburgo, Noruega, Portugal, Estados Unidos, Gran Bretaña e Italia.

Posteriormente se amplió: En 1952 ingresó Grecia y Turquía; en 1955 Alemania y en 1982 España. Las funciones de la alianza fueron proclamadas estrictamente defensivas, sin embargo su tendencia agresiva hacia la destrucción de la ex URSS y otros regímenes “indeseables” se fue haciendo más evidente a medida que se consolidaba como el bloque militar más importante del mundo.

El 29 de enero de 1949 el Ministerio de Asuntos Exteriores de la ex URSS, declaró que “el pacto Noratlántico contradice la Carta de la Organización de las Naciones Unidas; es el instrumento de la expansión de la influencia de EU para todo el mundo y es la preparación de la nueva guerra dirigida contra la Unión Soviética y los países de la democracia popular”.


Operaciones
en todo el mundo
La fuerza Noratlántica ha mostrado con operaciones militares a gran escala en Yugoslavia, Afganistán e Irak que la esfera de la actividad y los “intereses vitales” del bloque se desarrollan en todo el mundo.

Ahora esa alianza es integrada por 26 Estados, que juntos superan en cinco veces el número de habitantes de Rusia; es tres veces más grande el número de efectivos militares que la nómina del Ejército de Rusia y supera en 30 veces el presupuesto de gastos militares de Moscú.

La OTAN dispone de armas de exterminio masivo así como más de 25 mil tanques, 14 mil 500 aviones militares, 700 buques de combate y 173 submarinos. Semejante armamento, ¿contra quién puede estar dirigido?, antes era contra la Unión Soviética, pero ahora ¿contra quién?
Además, el ingreso a la OTAN de Polonia, Hungría, República Checa, Bulgaria, Rumania, Eslovenia, Eslovaquia, Lituania, Letonia y Estonia redobló aún más el desequilibrio de las fuerzas en Europa; reforzó las posibilidades operativas de la alianza sobre el Báltico hasta el mar Negro, abasteció la cobertura de la infraestructura en la región noroeste de Rusia y abrió posibilidades para el accionar de la Marina de Guerra sobre el espacio del mar Báltico.


El papel de Polonia
y Lituania
Polonia y Lituania podrían representar aún más la amenaza real sobre el territorio de Rusia. La modernización que comenzó en la base aérea Emari en Estonia crea posibilidades para albergar todo tipo de aviones de combate de la OTAN a tan sólo 300 kilómetros de San Petersburgo. En Letonia se planea construir una pista de aterrizaje y se prepara la apertura de la base naval en Liepae.

En Lituania funcionan dos bases de OTAN; las fuerzas aéreas en Zokniae y las tropas terrestres en Rukle, cerca de Kaunas. En el territorio de los países Báticos funcionan estaciones de radares bastante potentes radar, que permiten rastrear hasta 600 kilómetros adentro del territorio ruso..

Los esfuerzos de Georgia y Ucrania por ingresar a la OTAN son apoyados por Estados Unidos, Gran Bretaña y por la mayoría de los países de Europa del Este. Asimismo, muchos países brindan todas las facilidades para que Georgia y Ucrania se integren a esa coalición militar.

¿Con qué objetivo se fortalece el más poderoso bloque militar del mundo?