•   NUEVA YORK  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Nueve personas pudieron haber muerto hoy tras el choque entre un helicóptero y una avioneta sobre el río Hudson en Nueva York. El alcalde de la ciudad, Michael Bloomberg, afirmó que dos muertes fueron confirmadas y que no hay esperanzas de hallar sobrevivientes tras el acciente ocurrido hacia el mediodía (16H00 GMT), que fue presenciado por horrorizados residentes de la zona.

El helicóptero transportaba cinco turistas italianos y un piloto. En la avioneta, además del piloto, viajaban dos pasajeros, incluido un niño, aseveró Bloomberg en una conferencia de prensa televisada en directo.

"No creemos que hayan podido sobrevivir", expresó el alcalde, quien precisó que hasta ahora se hallaron sólo dos cuerpos en el río Hudson, que fluye a lo largo de la costa occidental de la isla de Manhattan. "Esto pasó de ser un rescate para convertirse en una misión de recuperación", agregó el alcalde, con rostro sombrío y flanqueado por responsables de los servicios de emergencia y de la aviación.

Según los testigos, las aeronaves cayeron al agua como "una piedra" y no hubo ni ruido, ni humo ni fuego. Otros dijeron haber escuchado el impacto del metal en el agua, que sonó como "un trueno".

Bloomberg señaló que un trozo de las aeronaves siniestradas había sido hallado por los buzos, que trabajaban en condiciones peligrosas y con poca visibilidad en la zona.

La avioneta había partido del aeropuerto Teterboro en Nueva Jersey, y el helicóptero pertenecía a una compañía que brinda servicios a turistas. La colisión ocurrió en un corredor aéreo muy usado por aviones comerciales, privados y helicópteros de turismo.