• SAN SALVADOR |
  • |
  • |
  • AFP

Unos 500 salvadoreños abrieron hoy con una peregrinación los actos en alusión al 30 aniversario del asesinato del arzobispo Oscar Arnulfo Romero, ocurrido en 1980. Portando cuadros o pequeños carteles con el rostro impreso del asesinado arzobispo, los peregrinos provenientes de distintas parroquias del país recorrieron calles del sector oeste de San Salvador entonando cánticos religiosos a la vez que gritaban vivas en memoria de Romero. La peregrinación coincidió con el aniversario del natalicio de monseñor Romero, quien nació el 15 de agosto de 1917.

"Cada año, desde que recordamos la muerte de nuestro obispo mártir, he participado en los actos, eso porque siempre hay que tener presente el legado de monseñor Romero de luchar por los pobres, por una sociedad más justa", expresó la peregrina Rosario Chávez, quien llegó a San Salvador desde el norteño departamento de Chalatenango.

Con la peregrinación se inicia una serie de actos previos en conmemoración de los 30 años del asesinato de Romero, los cuales se desarrollarán a lo largo de siete meses y que tendrán como punto culminante el 20 de marzo de 2010, cuando se oficie una misa encabezada por el cardenal de Guatemala, Rodolfo Quezada Toruño, y a la que se espera acudan los obispos de Centroamérica.

Hoy, la peregrinación tuvo como punto de llegada el denominado parque Cuscatlán, en el centro de San Salvador, donde ante un monumento a las víctimas civiles de violaciones a los derechos humanos se celebró una misa oficiada por el sacerdote jesuita, José María Tojeira, rector de la Universidad Centroamericana (UCA).

Romero fue asesinado el 24 de marzo de 1980 por un francotirador contratado por la ultraderecha, que le disparó cuando oficiaba misa en el hospital de cancerosos la Divina Providencia en San Salvador.