•  |
  •  |
  • END

LA HABANA / AFP
Cuba abrió centros de preparación de bueyes que sustituyan la falta de tractores, a fin de impulsar la producción de alimentos y el ahorro de combustibles, prioridades del gobierno de Raúl Castro para animar la deteriorada economía cubana, informó ayer martes el diario Granma.

En la central provincia de Villa Clara se alista un centro para domar esos animales en cada municipio, a fin de obtener rápidamente más de 3,000 yuntas que requieren las empresas agrícolas estatales, indicó el periódico oficial.

El programa de entrenamiento, previsto hasta 2012, incluye la fabricación y reparación de instrumentos que precisa el uso de bueyes, y la capacitación de los boyeros, herreros y artesanos.

Muchas tierras ociosas

El Gobierno ordenó intensificar la tarea, pues las necesidades crecen con el reparto de tierras ociosas a campesinos, que hasta julio alcanzó el 39% del millón y medio de hectáreas sin cultivar o subutilizadas.

Al cierre de mayo, el ministerio de Agricultura dijo disponer de 265,120 animales, los que resultan insuficientes, pues se requieren dos yuntas por cada 13 hectáreas.

El presidente definió la producción agrícola como asunto de seguridad nacional, pues el país invirtió 2,800 millones de dólares en 2008 en la compra de alimentos para una restringida canasta familiar.

Los defensores de este tipo de tracción, relegada en Cuba a los pequeños propietarios, señalan que su uso evita la compactación de los suelos, entre otras ventajas.

Tras la desaparición a inicios de los 90 de la Unión Soviética, sostén económico de Cuba durante 30 años, la agricultura cayó en una profunda crisis de equipos y piezas para el transporte agrícola, por lo que se intensificó la cría y el uso de animales en la agricultura.