•  |
  •  |
  • END

LA PAZ / AFP
Bolivia convocó al embajador de Perú por unas declaraciones del presidente peruano Alan García de un supuesto arreglo entre Santiago y La Paz para una salida marítima boliviana por el norte chileno, en medio de un conflicto que involucra a las diplomacias de los tres países.

Luego de entrevistarse con el vicecanciller Hugo Fernández, el embajador peruano Fernando Rojas dijo en una declaración a la prensa que “si bien es cierto que tenemos diferencias (entre La Paz y Lima), pero es cierto también que tenemos una agenda mucho más vasta y rica”.

Rojas no se refirió en la declaración de prensa a detalles acerca de qué tipo de explicación brindó a la autoridad boliviana sobre los comentarios de su presidente García.

Según García, podría existir un acuerdo entre Chile y Bolivia para entregarle salida al Océano Pacífico, lo que a su juicio explicaría la actitud “tan cortés y a veces tan obsecuente” del presidente Evo Morales hacia Chile.

Por su lado, el vicecanciller Fernández dijo que “es algo que no podemos ocultar, hay diferencias, y por eso se han producido en el pasado y se producen estos roces también ahora”, luego de la cita con Rojas que se prolongó por más de una hora.

El canciller boliviano, David Choquehuanca, había anunciado previamente la convocatoria del embajador peruano para que explique una declaración del presidente García de que existe un acuerdo por el que Chile cedería una salida marítima a Bolivia.

Piden explicaciones a Rojas

“Nosotros estamos convocando a su embajador, quien tiene que apersonarse para que nos explique las afirmaciones del presidente Alan García”, afirmó Choquehuanca en conferencia de prensa.

Choquehuanca negó que entre Bolivia y Chile haya un acuerdo, como sugirió el mandatario peruano, algo que --de darse-- requeriría la consulta con Perú, en virtud a un tratado de 1929.

El ministro boliviano acotó que el presidente García “tiene que ser más responsable, no puede en base a especulaciones, en base a sospechas, afirmar; peor si están otros países involucrados en esto”.

En Lima, el canciller José Antonio García Belaunde declinó comentar la decisión de La Paz, pero señaló que “la situación con Bolivia está como estuvo antes, es decir, una situación delicada a partir de excesos verbales que conocemos”, en referencia a agravios de Evo Morales.