•  |
  •  |
  • AFP

El senador estadounidense Edward 'Ted' Kennedy murió anoche, a los 77 años, de cáncer cerebral tras una extensa carrera en defensa de la educación y la salud, una desaparición que pone fin a una saga que dominó la política de su país desde los años 1960. "Edward M. Kennedy, el esposo, padre, abuelo, hermano, tío que amamos tan profundamente, murió anoche en casa, en Hyannis Port", Massachussetts, indicó poco después la familia en un comunicado. "Perdimos el centro irremplazable de nuestra familia y una alegre luz en nuestras vidas, pero la inspiración de su fe, optimismo y perseverancia vivirá en nuestros corazones por siempre", añadió la nota.

Hoy, los familiares confirmaron que el senador será enterrado en el cementerio de Arlington el próximo sábado tras un funeral en la basílica de Boston. Desde todo el espectro político estadounidense y de todas partes del mundo se rindió homenaje a Kennedy, quien fue durante décadas una figura extraordinaria en el ala izquierda del Partido Demócrata. "Incluso siendo que desde hace un tiempo sabíamos que este día iba a llegar, lo esperábamos con no poco temor", expresó el presidente Barack Obama desde la propiedad que alquiló para sus vacaciones en la isla Martha's Vineyard.

"La catarata de amor, gratitud y recuerdos de la que todos fuimos testigos es un testimonio de la forma en la que esta excepcional personalidad de la historia estadounidense influenció a tantas vidas", agregó. Obama lanzó poco después una proclama por la cual se ordena que las banderas estadounidenses en edificios públicos, establecimientos militares y navíos de la armada, territorios y posesiones de ultramar ondeen a media asta en honor al senador hasta "el atardecer del domingo".

"Teddy" fue el único de sus hermanos que no murió de manera violenta
El llamado "león liberal" del Senado estadounidense era el menor de los nueve hermanos Kennedy, entre los que estaban el presidente John F. Kennedy -asesinado en 1963- y el senador Robert Kennedy, asesinado durante la campaña por la nominación presidencial demócrata de 1968. Finalmente 'Teddy' fue el único de los hermanos varones del clan Kennedy que no murió violentamente. Su hermano mayor Joseph, piloto militar, murió durante la Segunda Guerra Mundial durante una prueba aérea.

Pero Ted Kennedy nunca pudo lograr lo que muchos estimaban era su destino: la presidencia. Perdió la nominación demócrata ante el entonces presidente Jimmy Carter en 1980, aunque ya estaba marcado por una serie de escándalos. En 1969 perdió el control de su auto y cayó de un puente en Chappaquiddick, Massachusetts, en un accidente en el que murió su acompañante, Mary Jo Kopechne. El escándalo se agravó cuando se supo que Kennedy nadó para alejarse del auto, abandonando a Kopechne.

Kennedy luchó toda su carrera política por una reforma del sistema de salud estadounidense. "Esta es la causa de mi vida", dijo durante la convención demócrata de 2008, en la que apoyó al ahora presidente Obama. El Senado es actualmente escenario de una dura batalla política en torno al proyecto de reforma del seguro de salud propuesto por Obama.

Senador quería una vacante en Washington
Consciente de su deterioro de salud, Kennedy pidió en julio al gobernador y a los legisladores de Massachusetts que se modifique la ley vigente para poder sustituir rápidamente un curul vacante en Washington. La solicitud buscaba no dejar siquiera por unos meses la bancada demócrata con menos hombres en la batalla en caso de que "haya una vacancia".

En 1962, Ted Kennedy ganó un curul en el Senado en el liberal estado de Massachusetts, que había dejado vacante su hermano John al ser electo presidente. Se ganó una reputación de legislador agresivo en causas como migración, el derecho al voto, la reforma de salud o el control de armamento.

Kennedy será enterrado el sábado en el cementerio de Arlington, cerca de sus hermanos John F. y Robert, anunció la familia. Por la mañana se realizará el funeral en la basílica de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Boston, ceremonia a la que asistirá Obama entre otros. Desde el viernes sus restos serán expuestos al público en la biblioteca y museo John F. Kennedy de Boston, donde también se realizará una ceremonia privada.