elnuevodiario.com.ni
  •   VIENA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Irán redujo su producción de uranio pobremente enriquecido y permitió a los inspectores de la ONU acceder al reactor de Arak, algo que reclamaban desde hacía tiempo, anunció hoy la Agencia Internacional de Energía Atómica (AIEA). "Es la primera vez que notamos una reducción", declaró un alto responsable de la AIEA bajo anonimato.

Los inspectores de la agencia internacional aseguraron que Irán sigue instalando centrifugadoras en el lugar de Natanz, pero el número de máquinas activas ha disminuido. En total, 4.592 centrifugadoras están en actividad contra 4.920 en el último informe de la AIEA publicado en junio pasado. Un total de 8.308 centrifugadoras están instaladas, cerca de mil más que en junio.

Por otra parte, los inspectores de la agencia recibieron el 17 de agosto la autorización de examinar el reactor de investigación de Arak. Considerado un lugar neurálgico del programa nuclear iraní, el reactor de 40 megavatios, casi finalizado, está destinado a producir plutonio para la investigación médica, según la versión oficial de Teherán.

El director de la AIEA, Mohamed ElBaradei, había exigido en diferentes ocasiones que los inspectores de la agencia pudiesen acceder de nuevo a la planta. Los países occidentales sospechan que Irán busca dotarse de la bomba atómica gracias a la producción de plutonio y uranio enriquecido.