•   KABUL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente afgano saliente, Hamid Karzai, amplió su ventaja sobre su principal rival, Abdulá Abdulá, según los nuevos resultados parciales de las elecciones presidenciales divulgados hoy por las autoridades electorales y pese a las denuncias de fraude masivo. Sin embargo, estos resultados, anunciados con cuentagotas desde el martes por la Comisión Electoral Independiente (IEC), son poco representativos ya que proceden únicamente del 35% de los colegios electorales, afirmó el máximo responsable de la Comisión, Daud Ali Najafi, en conferencia de prensa.

Según cifras de la Comisión, Karzai, que partía como favorito en las elecciones, obtuvo el 46,3% de los votos declarados válidos, contra el 31,4% de sufragios del ex ministro de Relaciones Exteriores Abdulá Abdulá. El margen de diferencia entre los dos se amplía. En el anterior anuncio de resultados parciales ambos candidatos estaban separados por nueve puntos. De confirmarse estos resultados, Karzai estaría cerca de lograr un segundo mandato sin necesidad de celebrar una segunda vuelta.

El candidato independiente Ramazán Bashardost obtendría 13,6% de los votos y el ex ministro de Finanzas Ashraf Ghani el 2,3%. De los 2.032.734 sufragios considerados válidos, Karzai consiguió 940.558, contra los 638.924 de Abdulá, 277.404 de Bashardost y 47.375 de Ghani.

Cuarenta y un candidatos se presentaron a las segundas elecciones presidenciales de la historia de Afganistán, celebradas el 20 de agosto al mismo tiempo que las provinciales. En las elecciones de 2004, las primeras celebradas tras la intervención de las fuerzas internacionales para expulsar a los talibanes del poder, se impuso Karzai con el 55,4% de los votos.

Denuncias, susceptibles de influir en resultado final
El recuento de los votos, que será actualizado este lunes, está siendo un proceso muy lento y laborioso, aunque la IEC aseguró que se estará en condiciones de anunciar un resultado provisional el 3 de septiembre y el definitivo entre el 17 y el 21 del mismo mes, una vez concluyan las investigaciones por las denuncias de fraude.

El portavoz de la Comisión de Denuncias Electorales (EEC), Ahmad Muslim Khuram, informó que la comisión recibió un total de "1.740 denuncias desde el día de las votaciones" y "2.207 denuncias" desde el inicio de la campaña electoral, muchas de ellas procedentes de la candidatura de Abdulá. "Entre ellas, hay 450 denuncias que son susceptibles de influir en el resultado final" de las presidenciales, aseguró el portavoz.

Llamados a la transparencia
En una entrevista publicada por el diario británico Daily Telegraph, el candidato Abdulá Abdulá afirmó estar escandalizado por la magnitud de las manipulaciones y abogó por revisar por todas las vías legales el recuento de lo que calificó como "fraude orquestado por el Estado". Abdulá anunció que no aceptará los resultados si se demuestra que fueron manipulados, después de los llamamientos de Occidente a la transparencia.

La Casa Blanca condenó cualquier tipo de fraude que pueda darse en el recuento. Estados Unidos y sus aliados occidentales asumieron inicialmente las elecciones como un logro, pero las preocupaciones por fraude y la poca participación (30-35%) que arrojan los primeros resultados levantó las dudas sobre la legitimidad de las elecciones.

Una fuente de la cancillería francesa aseguró que representantes de Estados Unidos, Francia, Gran Bretaña e Alemania se reunirán el miércoles en París para abordar la situación.