•  |
  •  |
  • AFP

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, anunció que pedirá la "clausura definitiva" de una televisora de oposición por divulgar una grabación suya, que fue obtenida a través de un "espionaje" a su despacho. "Se les acabó la fiesta, pediré de acuerdo a la ley la clausura de Teleamazonas, brinque quien brinque, llore quien llore", advirtió ayer el mandatario en su programa sabatino de radio y televisión.

Teleamazonas, que ha sido multada dos veces por incumplir la ley de radio y televisión, difundió esta semana una grabación clandestina sobre una conversación del mandatario en su despacho y que fue entregada a la prensa por un dirigente del partido de oposición Sociedad Patriótica (SP). "No les tengo miedo, no me tiembla la mano y pediré (...) que Teleamazonas sea definitivamente clausurada, ya basta de tanta porquería", exclamó el presidente.

Correa también acusó de espionaje al miembro de SP, Fernando Balda, quien entregó la cinta a la prensa y a raíz de este caso fue demandado ayer por el gobierno ante la Fiscalía. "Han grabado, han espiado una reunión en el despacho del presidente de la República, eso es atentado a la seguridad nacional y este pobre hombre se va a ir preso señores, no vamos a aceptar estas cosas", advirtió el mandatario.

El jefe de Estado, quien mantiene un duro enfrentamiento con un sector de la prensa, propuso a los gobiernos de la región establecer "formas de control a los excesos de la prensa" durante la ceremonia de su investidura para un segundo mandato el 10 de agosto. "Lo que nuevamente ha hecho este tipejo de Jorge Ortiz (presentador del canal) y esa cloaca con antenas que se llama Teleamazonas es romper el reglamento y la ley de radio difusión", reiteró el jefe de Estado.