•  |
  •  |
  • END

CIUDAD JUAREZ /AFP
Las autoridades mexicanas detuvieron a cuatro presuntos sicarios al servicio del narcotráfico señalados como probables responsables de 211 asesinatos, informó el sábado la Secretaría de la Defensa de México (Sedena) en Ciudad Juárez (norte).

Los cuatro presuntos sicarios estarían al servicio del cártel de los hermanos Arellano Félix y “son probables responsables de 211 homicidios en su modalidad de ejecuciones”, dijo a la prensa Enrique Torres, vocero del operativo militar desplegado en Ciudad Juárez para combatir al narcotráfico.

El vocero explicó que en una acción fueron detenidos Cristian Enrique Franco, de 22 años, acusado de 16 homicidios; Edgar Flores, de 30, señalado responsable de otros 87; y Omar Castro, de 28, presunto autor de 93 asesinatos.

Otra detención, ocurrida días atrás, fue la de Armando Alcibar, de 21 años y acusado de 15 muertes.

“La mayoría de las víctimas estaban dedicadas a la venta de drogas, extorsión, secuestros, robo de vehículos, y robos con violencia a locales”, dijo Torres.

Además, precisó que los detenidos reconocieron haber perpetrado asesinatos múltiples como el de cinco motociclistas de una organización delictiva rival o el de seis hombres que supuestamente planeaban atacar a su grupo criminal.