elnuevodiario.com.ni
  •   LIMA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El canciller peruano José García Belaunde definió al presidente boliviano Evo Morales como "un enemigo declarado del Perú" por los constantes excesos verbales que le endilga al presidente Alan García. Lima y La Paz tienen hoy una "relación conflictiva por los excesos verbales del señor Evo Morales", señaló el jefe de la diplomacia peruana entrevistado por el diario limeño La República.

García Belaunde negó que Perú esté aislado en Sudamérica y atribuyó esa percepción a la ideologización de las relaciones diplomáticas en la región por algunos mandatarios. "Hay peruanos que creen en Morales y no les importa que sea un enemigo declarado del Perú, les importa más la ideología de Morales", añadió. "Dicen que estamos aislados porque no aceptamos los insultos del señor Morales. Tenemos una relación muy fluida con la región", resaltó el canciller.

García Belaunde reiteró que Perú está atento al curso de las negociaciones entre Chile y Bolivia sobre una salida al mar porque debe ser consultado según un tratado bilateral de 1929 entre Lima y Santiago en el caso de un acuerdo por la ciudad chilena de Arica. El canciller peruano no descartó que Chile pueda ofrecer una solución a Bolivia por las chilenas Tarapacá o Antofagasta. "Hay muchas maneras de encontrar una salida al problema de la mediterraneidad de Bolivia, pero hay una sola que pasa por Arica, las demás son al sur del Arica, donde el Perú no tiene nada que decir", agregó el diplomático.

El canciller abogó por desideologizar las relaciones y evitar las diferencias entre gobiernos de derecha e izquierda: "Rescatemos el pluralismo y permitamos que haya un espacio de conversación, acuerdo y consenso a base de respeto".

Las relaciones entre Lima y La Paz se tensaron todavía más luego que el presidente Alan García declaró a un diario chileno que podría existir un acuerdo bajo la mesa entre sus vecinos Bolivia y Chile para conceder una salida al mar a Bolivia, lo que a su juicio explicaría la actitud "tan cortés y a veces tan obsecuente" del presidente Morales hacia Chile.