•   LOS ÁNGELES  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Un incendio forestal en California, que provocó la muerte de dos bomberos, se propagaba con rapidez hoy y obligó la evacuación de 10.000 residentes, mientras amenaza una base de telecomunicaciones. El siniestro fuera de control en las montañas de los suburbios más poblados al noreste de Los Angeles ha quemado más de 34.400 hectáreas de vegetación seca y se ha "extendido en todas las direcciones", indicaron las autoridades.

Un ejército de más de 2.500 bomberos fueron desplazados para luchar contra el siniestro en el Bosque Nacional de Los Angeles, conocido como Estación Fuego, el cual ha podido ser contenido solamente en un 5%. Las llamas se extendieron hacia Mount Wilson, donde están amenazando una antena de comunicaciones que pertenece a varias cadenas de televisión, radio, proveedores de teléfonos celulares y numerosas agencias de las autoridades estadounidenses.

Unas 18 casas fueron calcinada por el fuego que amenaza más de 10.000 viviendas y unas 2.500 edificaciones entre ellas 500 estructuras comerciales. El gobernador de California Arnold Schwarzenegger, que el lunes visitó otro incendio en el noreste de San Francisco, llamó a la población a obedecer las órdenes de evacuación de las autoridades, mientras los bomberos intentaban desde un helicóptero rescatar a cinco personas que estaban cercada por las llamas en una zona donde no respetaron la evacuación obligatoria. "Muchas personas piensan que tienen que quedarse en sus casas para proteger su casa, pero algunos lo pagan caro", declaró el Gobernador.

Servicio de telecomunicaciones podría paralizar las estaciones de policías
Uno de los focos de fuego aledaño a Los Angeles estaba "a unos 400 metros de Mount Wilson", una importante base de telecomunicaciones, indicó una portavoz del Departamento de Bomberos y Protección Forestal e Incendio (CALFIRE). La pérdida de los servicios de comunicaciones en el Mount Wilson podría paralizar las estaciones de policía en todo el sur de California, que utilizan los transmisores que están en la cima de esa montaña para comunicarse.

Se trata de una base de telecomunicaciones "que es extremadamente crucial para la infraestructura y seguridad pública en la vida diaria de Los Angeles", indicó el portavoz del departamento Forestal Mike Dietrich. La mayoría de las 22 televisoras con sede en Los Angeles transmiten desde ese sitio así como dos tercios de las radios FM de la región.

El amanecer del lunes en Los Angeles dejó al descubierto una espesa nube de humo que se erigía en las montañas que están detrás de la colina en la que cuelga el célebre letrero de Hollywood. El valle de San Gabriel, al este de Los Angeles, experimentó un récord de calor y baja humedad, con temperaturas que rondaron los 40 grados Celsius, indicó el Servicio Nacional de Meteorología al agregar que la región continúa en alerta roja. Uno de los factores claves en la expansión del fuego es que la mayoría de las zonas es riesgo está cubiertas por una vegetación que no ha vivido un siniestro similar desde hace 40 años, lo cual las convierte en más vulnerables a las llamas.

California es azotada con frecuencia por incendios forestales debido a un clima seco, vientos y el crecimiento inmobiliario de los últimos años que provocó la construcción de zonas residenciales en áreas forestales. En 2007 el sur del estado fue devastado por incendios forestales que figuraron como uno de los peores en su historia y dejaron ocho personas muertas, 2.000 casas calcinadas, 640.000 desplazados y daños por unos 1.000 millones de dólares.