•   TEHERAN  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El principal negociador iraní en el ámbito nuclear anunció hoy que su gobierno elaboró nuevas propuestas para una segunda ronda de conversaciones con las grandes potencias sobre su controvertido programa nuclear. "Irán se apresta a proponer un nuevo plan nuclear que servirá de base para las negociaciones con el grupo 5+1 (...) con el objetivo de promover el progreso, la justicia y la paz", declaró Said Jalili a la televisión iraní PressTV.

Por otro lado, el jefe de los negociadores iraníes expresó que espera una nueva ronda de negociaciones con el grupo 5+1 para llegar a "un mundo de progreso y de justicia". El grupo 5+1 está formado por los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad (Estados Unidos, Rusia, China, Francia y Gran Bretaña) y Alemania. Posteriormente, el portavoz de la Casa Blanca Robert Gibbs aseguró que Estados Unidos "no tiene ninguna confirmación oficial" sobre el supuesto nuevo plan de Irán para las negociaciones nucleares.

En abril pasado, las grandes potencias, que sospechan que Irán continúa su programa nuclear con fines militares, llamaron a la República Islámica a volver a la mesa de negociaciones para resolver el problema. Teherán rechaza estas sospechas e insiste en su derecho de desarrollar un programa nuclear pacífico con fines energéticos.

El presidente estadounidense Barack Obama dio de plazo hasta finales de septiembre para que Irán responda a la oferta de las seis potencias. Teherán respondió afirmando que haría sus propias propuestas e insistiendo en que las negociaciones debían incluir los grandes problemas internacionales. A fines de mayo el presidente iraní Mahmud Ahmadinejad había declarado que no aceptaría ninguna discusión sobre el tema nuclear al margen de la Agencia Internacional de la Energía Atómica (AIEA).

En mayo de 2008, Irán hizo una serie de proposiciones que prevén negociaciones sin condiciones previas sobre la cuestión nuclear, pero también sobre el conflicto israelo-palestino y la lucha contra el terrorismo y el narcotráfico. Ayer, en conferencia de prensa conjunta, la canciller alemana Angela Merkel y el presidente francés Nicolas Sarkozy elevaron el tono contra Irán, pidiéndole que se tomara muy en serio las amenazas de sanciones más severas en el caso de que no coopere.

El portavoz del ministerio iraní de Relaciones Exteriores Hassan Ghashghavi reaccionó denunciando "las injerencias" de los responsables francés y alemán. Al mismo tiempo, reiteró que "las sanciones no cambiarán en absoluto la voluntad de Irán de tratar de obtener sus derechos justos y legítimos" en materia nuclear. De su lado, el canciller ruso, Serguei Lavrov, declaró que el tema nuclear iraní sólo podría resolverse mediante la diplomacia y sugirió "implicar a Teherán en una importante cooperación internacional".

En un informe publicado el viernes y que Teherán calificó de "positivo", la AIEA señaló que Irán aminoró su producción de uranio levemente enriquecido y permitió a los inspectores de la ONU el acceso al reactor de investigación de Arak.