elnuevodiario.com.ni
  •   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de facto de Honduras calificó como "poco amistosa" la decisión de Estados Unidos de suspender la ayuda a Tegucigalpa como consecuencia del golpe de Estado, afirmando que Washington se puso de parte del presidente venezolano Hugo Chávez. "No cabe duda que la medida es poco amistosa. No la podemos aceptar con alegría. Lamentamos que un gobierno amigo de un país y un pueblo que es amigo de nosotros haya tomado la decisión de irse por el lado de Chávez", expresó el ministro de la Presidencia del régimen, Rafael Pineda Ponce, a la radio HRN.

Con la medida, Estados Unidos ha decidido "condenar al pueblo que lucha contra la expansión marxista en Centroamérica y en América", añadió. Chávez, aliado de Zelaya en la Alternativa Bolivariana para las Américas (ALBA), ha sido blanco favorito de la propaganda del régimen de facto, que no es reconocido por la comunidad internacional.

Con las sanciones de Estados Unidos "habrá un poco de mayor empobrecimiento de la gente, menos oportunidades de trabajo, menos oportunidades de atender la salud y la educación de nuestros niños", precisó Pineda Ponce. "Esas circunstancias tendrán que agradecerlas al ex presidente Zelaya, que después de ser enemigo del imperio fue a suplicar allá que la aplicaran a su pueblo medidas para que se muera de hambre", agregó.

Por su lado, la ministra de Finanzas del gobierno de facto, Gabriela Núñez, indicó que la suspensión de la ayuda afectará al comercio de todo Centroamérica, al suspenderse la construcción y ampliación de la principal carretera del país que financiaba Estados Unidos. Se trata de la carretera Centroamérica 5 entre El Amatillo, en la frontera con El Salvador en el sur, con el caribeño Puerto Cortés, en el norte.

Horas antes del anuncio del Departamento de Estado, el presidente de facto Roberto Micheletti intentó que Washington desistiera de suspenderle la ayuda, afirmando que ha sido y será amigo de Estados Unidos, y que admiraba al presidente Barack Obama. "Hemos sido y seguiremos siendo amigos de los Estados Unidos, tenemos gran admiración por el presidente Obama", afirmó Micheletti en una cadena de radio y televisión, el miércoles en la noche. Pero a la vez agregó que "estamos firmes, determinados y más fortalecidos que nunca para defender nuestra democracia y nuestras libertades".

Micheletti y los militares que sacaron a Zelaya del poder alegan que salvaron a Honduras de la influencia de Chávez, lo que debería ser respaldado por Estados Unidos y otros países. Sin embargo, Obama expresó desde el mismo 28 de junio que Zelaya es el "único" presidente de Honduras que Estados Unidos reconoce.

Últimos Comentarios
blog comments powered by Disqus