elnuevodiario.com.ni
  •   SAN SALVADOR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La policía y Fiscalía de El Salvador intensifican esfuerzos para esclarecer el asesinato del fotógrafo francoespañol Christian Poveda, tras descartar que un pandillero de la Mara 18, detenido como sospechoso, tenga relación alguna con el crimen que ha conmocionado al país. "Sobre el caso de Christian Poveda queremos pedir comprensión, estamos recolectando información al respecto, tenemos un direccionamiento importante, de poner todo nuestro esfuerzo en la investigación de este hecho y dar con los responsables", indicó hoy a la prensa el subdirector de Investigaciones de la Policía Nacional Civil (PNC), Howard Cotto.

Poveda, un fotógrafo, documentalista y cineasta, autor del documental "La vida loca" sobre la pandilla Mara 18, fue encontrado muerto en una desolada calle de tierra entre las ciudades de Apopa y Tonacatepeque, a unos 15 km al noreste de San Salvador, el pasado miércoles con cuatro balazos en el rostro. El jueves un pandillero de la Mara 18 fue detenido por su presunta relación con la muerte del cineasta, pero la policía descartó esa posibilidad por falta de indicios que lo involucraran con el crimen.

"Nosotros no hemos encontrado en el sospechoso ningún elemento que se le pueda imputar con relación al asesinato del señor Poveda. Hay que ser categóricos en decir que de momento no tenemos a nadie imputado por el caso", insistió Cotto. No obstante, el pandillero -sólo identificado como "el Puma"- seguirá detenido pues se le imputarán otros delitos no relacionados con la muerte de Poveda, añadió.

De momento, tanto la Fiscalía General de la República (FGR) como la PNC mantienen "importantes líneas de investigación" con respecto al crimen, aunque no se ha conocido detalles sobre las mismas, aseguró el ministro de Justicia y Seguridad, Manuel Melgar. En ese sentido, Cotto señaló la posibilidad de que el móvil del asesinato tenga que ver con el documental "La vida loca" y consideró la hipótesis de que los pandilleros le pudieran haber exigido dinero por ese trabajo.

"Tenemos que indagar si había algún acuerdo entre él y los miembros de las pandillas en cuanto al documental que él había elaborado y luego se podría indagar qué tipo de acuerdo. Pueder ser que no era financiero, puede ser que era financiero, no lo sabemos", sostuvo Cotto.

El cineasta francoespañol enfocó su documental sobre la pandilla Mara 18 y el proceso de rehabilitación que siguen algunos de sus miembros. Hoy, el cuerpo de Poveda permanecía preservado en una funeraria en la periferia suroeste de San Salvador, a la espera de que lleguen los familiares del fotógrafo procedentes desde Alicante, España. Fuentes cercanas a la familia aseguraron que se prevé que los restos de Poveda sean trasladados hasta Alicante en donde serán sepultados.