•   CARACAS  |
  •  |
  •  |
  • END

Miles de seguidores del presidente venezolano Hugo Chávez se concentraron ayer sábado en Caracas para respaldar al gobierno, mientras paralelamente una multitudinaria manifestación opositora protestó contra la nueva ley de educación y la persecución a los opositores.

En ninguna de las manifestaciones hubo incidentes ni enfrentamientos con las fuerzas del orden, como había ocurrido en las últimas semanas.

Al grito de “queremos a Chávez” y encabezados por algunos ministros, los adeptos del gobierno, vestidos de rojo y en un ambiente festivo, mostraron su apoyo incondicional al mandatario, denunciaron el “imperialismo” y rechazaron la presencia militar estadounidense en bases colombianas.

“Los felicito por seguir derrotando la conspiración contra la patria, estoy orgulloso y les mando mi corazón revolucionario”, dijo Chávez, dirigiéndose a los manifestantes desde Teherán, donde está en visita oficial.

“Salimos a la calle también para defenderlos a ellos (a los opositores), porque si Estados Unidos pretende invadir Venezuela no van a preguntar quién es chavista y quién no”, declaró el dirigente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV, en el poder) Robert Serra.

Rechazan ley de educación

Al este de la ciudad de Caracas, miles de opositores al gobierno del mandatario venezolano rechazaron la recién aprobada ley de Educación, que según ellos pretende adoctrinar a los estudiantes, y criticaron los intentos que atribuyen al Ejecutivo de perseguir y castigar a quienes protesten en el país.

Líderes de los diversos partidos políticos de oposición, diputados, gobernadores y alcaldes de la llamada “alternativa democrática” encabezaron esta manifestación y denunciaron las violaciones de la Constitución por parte del gobierno.

“Presidente, si usted quiere paz, abra los caminos del diálogo, aquí está el pueblo, la sociedad y los partidos democráticos”, pidió el alcalde metropolitano de Caracas, el opositor Antonio Ledezma.

“El diálogo no se puede confundir con debilidad, es un acto de responsabilidad y le pedimos al presidente que ponga cese a la persecución de los alcaldes y gobernadores” de oposición, agregó.

La movilización terminó con la entrega de un comunicado dirigido a la fiscal general Luisa Ortega Díaz, en el que se exige que no se criminalicen las protestas en Venezuela y que sus organizadores no sean perseguidos judicialmente.

En las últimas semanas las protestas organizadas por opositores venezolanos fueron reprimidas por efectivos policiales, que detuvieron por lo menos a 11 personas.