•   KABUL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El saliente presidente afgano, Hamid Karzai, se mantenía hoy a la cabeza de la elección presidencial con un 48,6% de los votos contra 31,7% para su principal adversario, el ex canciller Abdulá Abdulá, según nuevos resultados parciales. Los resultados anunciados hoy se refieren a un 74,2% de los votos escrutados, declaró la Comisión Electoral Independiente, IEC. Esta afirmó "no tener idea alguna" sobre la fecha en que entregará nuevos resultados, parciales o totales y definitivos.

Por otro lado, "los votos de 447 colegios electorales", sobre los 25.450 habilitados el día de los comicios presidenciales en Afganistán, "fueron anulados por fraude", manifestó Noor Mohammed Noor, portavoz de la IEC, quien precisó que eso afectaría a "alrededor de 200.000 votos". Numerosos observadores afganos y extranjeros constataron irregularidades el día de las elecciones, en mayor o menor grado según las fuentes.

Desde el día después de los comicios, Karzai ha reivindicado su victoria en la primera vuelta. Su principal rival, Abdulá Abdulá, dice también ser el vencedor y acusa a Karzai de fraudes a gran escala. Lo que queda de recuento no debería revelar grandes sorpresas, ya que los colegios electorales que quedan por escrutar son de provincias del sur y del sudeste, tradicionalmente proclives a Karzai.

En tercera posición, el candidato independiente Ramazan Bashardost, campeón de la lucha contra la corrupción, obtenía el domingo el 10,7% de los votos, seguido por el ex ministro de Finanzas, Ashraf Ghani, con el 2,7%. La IEC no difundió todavía datos de abstención.

Los disturbios y las amenazas de los talibanes, unidos a la desilusión de los ciudadanos hacia la clase política, hacen temer que los resultados finales indiquen una participación muy baja, entre un 30 y un 35% según fuentes diplomáticas. Para que sean definitivos, los resultados de la IEC deberán ser validados durante las investigaciones en curso por las miles de demandas por fraude. Como mínimo, los resultados definitivos no serán anunciados hasta el próximo 17 de septiembre.

Los observadores temen nuevos disturbios populares si los perdedores de uno o de otro bando creen que la elección está demasiado cargada de trampas.

Afganistán celebró el pasado 20 de agosto las segundas elecciones presidenciales de su historia, en pleno recrudecimiento de la violencia y mientras las fuerzas internacionales revisaban su estrategia militar en el país. Esta nueva estrategia busca ganarse la simpatía popular y reducir al mínimo las víctimas civiles, si bien el bombardeo de la OTAN el viernes, en la provincia de Kunduz (norte), donde murieron 54 personas, entre ellas varios civiles, sigue recordando que éstos siguen siendo víctimas en esta guerra.

Merkel y Brown anuncian conferencia internacional sobre Afganistán
Por otra parte, la canciller alemana Angela Merkel y el primer ministro británico Gordon Brown anunciaron hoy en Berlín la celebración de una conferencia internacional sobre Afganistán antes de fines de 2009 para alentar a los afganos a asumir la responsabilidad de su país. El objetivo de la conferencia, que tandrá el apoyo de Estados Unidos, es ayudar a Afganistán a "tomar más y más responsabilidades" y a lograr progresos verificables en las áreas de seguridad, gobernanza y desarrollo, explicó la canciller.

La conferencia reunirá al próximo gobierno afgano formado después de las elecciones presidenciales, a Naciones Unidas, la OTAN y los países contribuyente, precisó a su vez Brown.