•   PARIS  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente brasileño, Luiz Inacio Lula da Silva, volvió a exigir hoy una garantía escrita de que las bases colombianas que planea utilizar Estados Unidos "conciernen sólo al territorio colombiano", en entrevista conjunta con el canal de televisión TV5 y Radio Francia Internacional. "Lo que pedimos a los colombianos es que en el tratado esté escrito que las bases en Colombia sólo conciernen al territorio colombiano y no a los otros países", precisó Lula señalando, sin embargo, que respeta la decisión de Bogotá.

"La posición de Brasil es la del respeto de la soberanía colombiana", indicó y añadió que se debía poner a disposición "un tratado internacional que permita protestar, a todo país que se sienta en derecho de hacerlo".

Bogotá y Washington negociaron un acuerdo, que provocó un fuerte malestar en varios países latinoamericanos, y que permitirá a Estados Unidos usar siete bases militares colombianas, en el marco de operaciones contra el narcotráfico, el crimen organizado internacional y el terrorismo. Estados Unidos comenzó a negociar con Bogotá tras el anunciado cierre de la base anti-drogas estadounidense en Manta, en Ecuador, después de que Quito prohibiera la presencia de tropas extranjeras en su territorio.

Pero el anuncio de un acuerdo de principio entre Bogotá y Washington provocó fuertes reticencias en la región, las más virulentas provinieron de dos vecinos de Colombia, Ecuador y Venezuela, cuyos gobiernos de izquierda señalan que el acuerdo supone una amenaza para la estabilidad regional.

El 21 de agosto, Lula propuso a Obama participar en la cumbre de presidentes de la Unión de Naciones Suramericanas, Unasur, para discutir el tema. "Lo que queremos es la paz en Sudamérica", manifestó Lula, que se mostró confiado de alcanzar un acuerdo sobre el tratado. "Creo que llegaremos a un acuerdo, logramos firmar un documento correcto, durante la cumbre de la Unasur a finales de agosto, lo que queremos es la paz en Suramérica, no queremos que los aviones de Estados Unidos lleguen a las otras fronteras", insistió.