•   BRASILIA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

La explotación de las gigantescas reservas petroleras en la plataforma marina no desorganizará la economía de Brasil ni hará que el país derroche esos recursos como un "nuevo rico", prometió hoy el presidente Luiz Inacio Lula da Silva en cadena de radio y TV. "No vamos a deslumbrarnos y salir por ahí, como nuevos ricos, derrochando ese dinero en tonterías", precisó Lula al dirigirse al país en su tradicional discurso de las vísperas del 7 de septiembre, cuando se celebra el día nacional de independencia.

El mandatario brasileño alertó que el petróleo "es un arma de dos filos", y que "algunos países pobres, que son ricos en petróleo, no consiguieron jamás salir de la miseria". Explotar mal las reservas petroleras, alertó Lula, "trae conflictos, desperdicios, agresión al medio ambiente, desorganización de la economía y privilegios para unos pocos".

Para Lula, tradicionalmente el 7 de septiembre es un día en el que los brasileños enaltecen su pasado y piensan el presente, aunque ahora están ante la posibilidad de "festejar el futuro, de celebrar una nueva independencia". El gobierno brasileño presentó el pasado lunes el marco legal que regulará la explotación de las impresionantes reservas de aguas ultraprofundas descubiertas en 2007 y que, según los cálculos, situará a Brasil entre los países con mayores reservas en todo el mundo.

Para los festejos oficiales previstos para mañana, Lula tendrá como invitado de honor al presidente de Francia, Nicolas Sarkozy, con quien pretende firmar importantes acuerdos de defensa, incluyendo la compra de helicópteros y submarinos.