•  |
  •  |
  • END

WASHINGTON / AFP

El asesor especial sobre medio ambiente de la presidencia estadounidense, Van Jones, renunció presionado por líderes de la oposición republicana y tras conocerse polémicas declaraciones que hizo en el pasado, informó ayer domingo la Casa Blanca en un comunicado.

“Renuncio a mi puesto en el Consejo de Calidad Medioambiental, a partir de hoy”, dijo Jones citado en la nota, que lo señala como un ex activista de los derechos civiles en California (oeste) que asumió la función de asesor en marzo.

En momentos en que el presidente Barack Obama se prepara para defender su prometida reforma de la Salud --resistida por muchos republicanos--, así como su estrategia para impulsar el uso de energía limpia, “los opositores de la reforma montaron una despiadada campaña difamatoria” en su contra, aseguró Jones.

“Usan mentiras y tergiversaciones para distraer y dividir”, deploró.

Jones quedó en el centro de la atención, recientemente, al conocerse que firmó un documento que cuestionaba si los funcionarios del anterior gobierno, de George W. Bush, pudieron haber permitido los atentados del 11 de setiembre de 2001 contra Washington y Nueva York para poder justificar una guerra.

Además, varios líderes republicanos exigieron tomar medidas en su contra, luego de que un diario informara sobre los supuestos términos en los que Jones se refirió a la oposición poco antes de asumir como asesor de Obama.

El senador Kit Bond pidió una investigación en el Congreso por los “comentarios incendiarios y asociaciones repugnantes” al parecer manifestadas por el ahora ex asesor.