•   BRASILIA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Brasil inicia negociaciones para comprar 36 aviones franceses de combate Rafale, mientras Francia pretende comprar 10 aviones brasileños de transporte militar, anunciaron hoy los presidentes Luiz Inacio Lula da Silva y Nicolas Sarkozy.

"Teniendo en cuenta la amplitud de las transferencias de tecnología propuestas y de las garantías ofrecidas por la parte francesa, el presidente Lula anunció la decisión de la parte brasileña de entrar en negociaciones con el GIE (Grupo de Interés Económico) Rafale, para la adquisición de 36 aviones de combate", señala el comunicado.

El caza de la francesa Dassault competía reñidamente en una licitación con el Gripen de la sueca SAAB y el F18 de la estadounidense Boeing. En conferencia de prensa, Lula evitó responder a la pregunta si el anuncio significa que los otros dos modelos quedaban automáticamente sin esperanzas. "Se adoptó la decisión de iniciar negociaciones con uno de los proveedores. La misma decisión no fue adoptada con relación a los otros dos", aseguró el canciller brasileño Celso Amorim.

Según Amorim, entre las condiciones brasileñas para iniciar negociaciones está que los modelos sean construidos de forma conjunta en Brasil con total transferencia de tecnología y que el país pueda vender esas aeronaves a vecinos latinoamericanos. En caso de confirmarse, sería la primera exportación del avión desarrollado y construido por la francesa Dassault, luego de una larga serie de tropiezos. El contrato con la parte brasileña fue estimado por una fuente del gobierno francés en 5.000 millones de euros (es decir USD 7.150 millones) "como mínimo".

Dassault emitió hoy un comunicado en Francia en el que afirma que "es razonable pensar que las negociaciones contractuales" por la venta de los 36 Rafale a Brasil "deberían terminarse" en el correr de 2010. Por su parte, Sarakozy anunció "la intención de Francia de adquirir una decena de unidades de la futura aeronave de transporte militar KC-390 y manifestó la disposición de los industriales franceses de contribuir para el desarrollo del programa de esa aeronave".

El KC-390 es un proyecto que tomó forma en abril con un acuerdo por 1.300 millones de dólares entre la aeronáutica brasileña Embraer y la Fuerza Aérea de Brasil para desarrollar un avión de transporte militar.

Sarkozy inició hoy una corta visita de Estado a Brasilia, en una gira destinada a fortalecer la alianza estratégica bilateral y formalizar otros millonarios acuerdos en el área militar. "Estamos consolidando definitivamente una asociación estratégica que iniciamos en 2005", apuntó Lula en rueda de prensa conjunta.

Sarkozy y Lula formalizaron los acuerdos anunciados en diciembre para la venta de cuatro submarinos de ataque Scorpène y 50 helicópteros de transporte militar, además del casco de un quinto submarino que Brasil pretende transformar en nuclear. Lula había dejado ver esta semana su preferencia por el Rafale. "Francia se mostró como el país más flexible para la transferencia de tecnología", expuso el miércoles. "Evidentemente, es una ventaja comparativa excepcional".

Sarkozy viajó a Brasilia con dirigentes de grandes empresas (EADS, Safran, Alstom, GDF Suez, Dassault) que lanzarán esta semana con pares brasileños un "grupo de alto nivel" para "preparar la próxima etapa de la asociación", informó la presidencia francesa.