•   MÉXICO  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El presidente de México, Felipe Calderón, anunció hoy la reorganización de parte de su gabinete en la mitad de su mandato, incluido el fiscal general del país, una pieza clave en la lucha contra el narcotráfico, el pilar de la actual administración.

"He aceptado la renuncia de Eduardo Medina Mora al cargo de Procurador" General de la República (PGR), sostuvo Calderón en un mensaje a la nación. El mandatario mexicano también anunció que aceptó las dimisiones del titular de la poderosa estatal Petróleos Mexicanos (Pemex), Jesús Reyes Heroles, y del secretario (ministro) de Agricultura, Alberto Cárdenas.

Calderón apuntó que el "profesionalismo" de Medina Mora fue "crucial para la procuración de justicia y para golpear el crimen organizado como lo hemos hecho". Ni Calderón ni Medina Mora, quien habló a continuación, explicaron las causas de la renuncia del Procurador. El presidente nombró a Medina Mora como titular de la Procuraduría General de la República (PGR, fiscalía) en diciembre de 2006, cuando inició su mandato.

Calderón le pidió a Eduardo Medina "que siga contribuyendo con el Servicio Exterior Mexicano a través de una misión que pronto daremos a conocer". En reemplazo de Medina Mora, Calderón informó que propondrá al Senado a Arturo Chávez Chávez, ex fiscal del estado de Chihuahua, el más grande de México, y en el que se encuentra Ciudad Juárez, un distrito reconocido por el presidente como su principal desafío por su altos niveles de violencia.

Desde 2006 más de 13.000 personas han sido asesinadas, a pesar de un operativo contra el crimen organizado puesto en marcha también en diciembre de ese año, en el que participan más de 36.000 militares.

Los otros dos cambios también fueron presentados como renuncias. Luego de resaltar que el sector agropecuario es el único que ha crecido durante la crisis económica, Calderón dijo que nombró como nuevo secretario de Agricultura a Francisco Javier Mayorga, quien ya había cumplido esa función en 2005, durante la gestión del anterior presidente Vicente Fox (2000-2006).

En tanto que Juan José Suárez Coppel, quien ha tenido cargos en la iniciativa privada y en la administración pública, es el nuevo títular de Petróleos Mexicanos (Pemex), la empresa más grande de México, que sufre un detrimiento en la producción de crudo luego de la declinación de su principal yacimiento, Cantarel.

La renovación de parte del gabinete mexicano se produce cuando Calderón debe encarar la segunda mitad de su mandato en medio de una guerra contra el narcotráfico, que azota varias regiones del país, y de una abrupta caída del 9,2% del Producto Interno Bruto en el primer semestre del año.