•   GUATEMALA / AFP  |
  •  |
  •  |
  • END

Cinco funcionarios de los presidios de Guatemala murieron y tres civiles resultaron heridos ayer lunes en tres ataques perpetrados en diferentes áreas de la capital, informaron fuentes oficiales.

El primer hecho se registró en la periferia sur de la ciudad, donde murió el chofer de un vehículo que transportaba a dos reos hacia un juzgado cercano, mientras que su acompañante murió al ingresar a un hospital, informó el vocero de Presidios, Rudy Esquivel.

Por otra parte, el alcalde de la cárcel de El Progreso (este del país), Félix García, fue abatido frente al hospital general San Juan de Dios, en el centro de la capital. En dicho incidente también resultaron heridos dos hombres y una mujer que se hallaban en la sala de espera del hospital.

El tercer ataque se registró en las inmediaciones del kilómetro 54 de la ruta Interamericana (oeste), hecho en el que fallecieron el subdirector de la cárcel de dicho departamento, Javir Batz, y su custodio.

Con estos dos ataques suman cuatro los que ha sufrido el Sistema Penitenciario en los últimos meses. La madrugada del sábado, un grupo de desconocidos disparó contra la sede central de Presidios, mientras que un hecho similar a este último se registró el 26 de febrero.

Reacción a medidas con peligrosos reos

De acuerdo con el ministro del Interior, Raúl Velásquez, estos hechos son una “reacción violenta” a decisiones de la administración de Presidios que reducen el campo de acción de algunos reos que se dedican desde las cárceles a extorsionar a comerciantes y empresarios, así como a dirigir secuestros.

Velásquez ordenó el sábado la destitución de 37 trabajadores de la Dirección del Sistema Penitenciario, sospechosos de permitir el ingreso de armas, drogas y dinero a la cárcel de alta seguridad El Boquerón, entre quienes figuran directores, alcaldes, guardias y personal administrativo.

Además, en esa misma ocasión se ordenó el traslado de tres pandilleros a otro centro de detención pues, aparentemente, eran quienes desde la cárcel dirigían otros hechos delictivos como extorsiones y secuestros express.