elnuevodiario.com.ni
  •   KABUL  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Cuatro soldados estadounidenses y diez policías iraquíes murieron hoy en Irak en la ola de violencia más cruenta para el ejército estadounidense de los últimos cinco meses. Los episodios violentos se concentraron en el norte del país, donde murieron tres soldados estadounidenses y diez policías. "Tres soldados de la Fuerza multinacional en Irak murieron hoy debido a la explosión de un artefacto al paso de su patrulla en el norte de Irak, hacia las 11H40" (08h40 GMT), indicó el ejército en su comunicado, que no detalló el lugar exacto del ataque.

Un cuarto soldado pereció en circunstancias similares en el sur de Bagdad, según otro comunicado del ejército. Estas muertes elevan a 4.342 la cifra de soldados estadounidenses fallecidos en Irak desde la invasión de Estados Unidos a este país, en 2003, según un balance establecido a partir del sitio independiente Icasualties.

Se trata de la jornada más mortífera para las fuerzas estadounidenses desde el 10 de abril, cuando murieron cinco soldados en Mosul (norte) en un atentado suicida. Agosto fue el mes con menos bajas para el ejército estadounidense desde 2003 con la muerte de siete soldados.

Irak está al mando de su seguridad desde junio
Los soldados estadounidenses se retiraron de las ciudades de Irak el 30 de junio y han transferido su seguridad a las fuerzas iraquíes, lo cual ha disminuido fuertemente el número de bajas. Desde entonces sólo patrullan fuera de los centros urbanos, al que pueden acceder sólo con el permiso de los iraquíes. Unos 128.000 soldados estadounidenses están desplegados en Irak.

En la región de Kirkuk, la disputada ciudad petrolera del norte de Irak, tras atentados mataron a diez policías, incluido el jefe de la policía de la pequeña localidad de Amerli, Zeid Hussein. Este perdió la vida junto a tres policías que le acompañaban en la explosión de una bomba al paso de su convoy, afirmó un responsable de la policía, el coronel Hussein al Bayati.

Unas horas después, otros cuatro policías murieron en otro pueblo de la región, Semtelli, al estallar una bomba al paso de su vehículo, según la misma fuente. La serie de atentados continuó en el sur de la ciudad, donde dos policías murieron en el estallido de una bomba activada cuando patrullaban en el pueblo de Daqouq.

Tensiones regulares por disputa de petróleo
La provincia y la ciudad de Kirkuk son escenario de tensiones regulares entre las comunidades kurda, árabe y turcomana que se disputan el control de la región, rica en petróleo. Las autoridades de Kurdistán reclaman que se incluya a Kirkuk en su región autónoma, lo que rechazan el gobierno central de Bagdad y los turcomanos.

Por otra parte, un iraquí murió y once resultaron heridos en la explosión de una bomba en Bagdad. "Una bomba magnética ha sido colocada bajo el coche de Ali al Bustani, director general de Salud para el distrito de Rusafa (centro)", según una fuente en el Ministerio del Interior. Ayer, 22 personas murieron en una serie de ataques en Irak. El balance de atentados de Baquba (60 kilómetros al norte de Bagdad) contra la principal mezquita chiita de la ciudad se revisó al alza a ocho muertos, según la policía.

El portavoz del mando militar en Bagdad, Qasam Atta, anunció que 29 miembros de los servicios de seguridad serán juzgados por "negligencia" tras el doble atentado del 19 de agosto en Bagdad que dejó un centenar de muertos.