•   SAN SALVADOR  |
  •  |
  •  |
  • AFP

Una incesante espiral de violencia, incluido el asesinato de un prestigioso fotógrafo francoespañol, así como los problemas económicos, son los principales desafíos que enfrenta el presidente izquierdista Mauricio Funes al cumplir hoy sus primeros 100 días de gobierno en El Salvador.

Tras 20 años de gobiernos de derecha, Funes asumió la presidencia el pasado 1 de junio, topándose de inmediato con graves problemas de seguridad y una economía débil, a la que se debe sumar la crisis financiera internacional.

"Cien días son muy pocos para evaluar el trabajo de una nueva adminstración, no se le puede tomar el pulso, pues muchas de las cosas que tenemos que resolver son aspectos heredados de anteriores gobiernos", señaló el gobernante.

La violencia delincuencial, con un promedio de 12 muertos al día, ha obligado al gobierno a tomar medidas, como el incremento de los patrullajes de la policía con ayuda del ejército. Sin embargo, según las encuestas, las medidas adoptadas son poco percibidas por la población.

Uno de los casos de violencia que más ha conmovido al país en los últimos días es el asesinato del fotógrafo francoespañol Christian Poveda. El reportero gráfico fue encontrado muerto la semana anterior en una zona desolada en las afueras de Tonacatepeque, unos 15 km al noreste de San Salvador. Pese a los esfuerzos, ni la policía ni la fiscalía han podido dar con los responsables del asesinato de Poveda. Tampoco han logrado captura alguna, pese a las presiones de diversos sectores para que el crimen no quede impune.

La maltrecha economía del país también agobia a la población que padece del incremento del desempleo. Según cifras oficiales son 40.000 los empleos que se han perdido en lo que va del 2009. Para hacer frente a la mala situación de las finanzas, El Salvador requiere 1.500 millones de dólares en créditos internacionales, cifra buscada por el gobierno. Como parte de sus esfuerzos por reactivar la economía, Funes anunció el inicio de un plan de construcción de 25.000 viviendas para personas de escasos recursos con el cual se espera generar 100.000 empleos.

Beneficio de la duda para Funes
Para el economista independiente Luis Membreño el gobierno debe diseñar medidas en el corto plazo que le permitan reactivar la economía del país. "Hay que ver cómo se incrementa la recaudación fiscal y luchar contra la evasión fiscal, se debe de generar empleos a través de una buena y eficiente inversión pública", consideró Membreño. Por su lado, la oposición le critica a Funes "no tener una definición del rumbo del país", según el presidente de la derechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Alfredo Cristiani.

A su vez, en el terreno político, el analista Antonio Martínez sostuvo que "hay que darle al gobierno su tiempo, las acciones gubernamentales para resolver los problemas de un país son evolutivas, creo que nadie quiere ver medidas dramáticas". Al respecto, el rector de la jesuita Universidad Centroamericana, José Tojeira, sostuvo que a Funes "hay que darle el beneficio de la duda, por lo menos hoy el gobierno en turno ha sido sincero con los salvadoreños en decirnos que no estamos bien y hay que trabajar unidos".