elnuevodiario.com.ni
  •   TEGUCIGALPA  |
  •  |
  •  |
  • AFP

El gobierno de facto hondureño, presionado para restituir al depuesto presidente Manuel Zelaya, espera que los diplomáticos de Venezuela y Argentina, que han desafiado una orden de expulsión, se vayan del país cansados por la "zozobra" en que viven, declaró el director de Migración, Nelson Willys Mejía. "Lo lógico sería aplicar la ley y sacarlos del país porque están ilegales pero en una situación como la que está Honduras, se van a ir hasta que se cansen por la zozobra y la presión psicológica en que viven", indicó Mejía.

"Ellos están ilegales, hasta sus hijos en las escuelas están ilegales. Ellos si salen (de la embajada) les parece que todo el mundo les está poniendo los ojos", agregó Mejía. "Pero ¿para qué abrir más brechas?, suficiente con la situación que están viviendo que se quedan desobedeciendo nuestras leyes. Argentina ordenó a nuestro personal salir y salió, pues", subrayó Mejía, un general retirado del Ejército.

El gobierno de facto ordenó el 18 de agosto a los diplomáticos argentinos en Tegucigalpa que abandonaran el país, luego de que el gobierno de Cristina Kirchner expulsara a la embajadora hondureña en Buenos Aires, Eleonora Ortez Williams, por pedido de Zelaya, tras expresar su apoyo al golpe de Estado del 28 de junio. Anteriormente se les había ordenado a los diplomáticos venezolanos que se marcharan, pero Argentina y Venezuela se han negado a retirar a su personal en Tegucigalpa pues no reconocen al gobierno golpista de Roberto Micheletti, sino a Zelaya.

Diplomáticos están encerrados en sus embajadas
Los diplomáticos argentinos son el encargado de negocios, Alejandro Amura, y Alejandra Eguino -que está junto a su hija de nueve años- quienes recibieron instrucciones de su cancillería de quedarse dentro de la residencia diplomática para evitar ser detenidos y expulsados. Al igual que los diplomáticos argentinos, se encuentra encerrado en la embajada de Venezuela en Tegucigalpa el encargado de negocios, Ariel Vargas, a quien Caracas ordenó permanecer en Honduras.

El presidente Hugo Chávez es un blanco favorito de la propaganda del régimen de facto hondureño, que afirma que Estados Unidos se alió al gobernante de Venezuela al cortar la ayuda económica a Tegucigalpa. La cancillería del gobierno de facto advirtió a Vargas que quedaría en una "situación irregular" en el país, luego de que el 21 de julio ordenó a los diplomáticos de Venezuela que abandonaran Honduras.

En el marco de las presiones contra el gobierno de facto para que restituya a Zelaya, todos los países latinoamericanos y los de la Unión Europea retiraron a sus embajadores de Honduras, por lo que sus representaciones en Tegucigalpa quedaron encabezadas por encargados de negocios.

Los adversarios de Zelaya criticaron su acercamiento a Venezuela, luego de que en 2008 Honduras se adhiriera a la Alternativa Bolivariana de las Américas, creada por Chávez. Cuando Estados Unidos cortó la ayuda a Tegucigalpa la semana pasada, el ministro de la Presidencia de Micheletti, Rafael Pineda Ponce, expresó: "lamentamos que un gobierno amigo de un país y un pueblo que es amigo de nosotros haya tomado la decisión de irse por el lado de Chávez".