elnuevodiario.com.ni
  • |
  • |
  • AFP

Al menos 34 personas murieron y más de 200 desaparecieron, entre ellas numerosos niños, en el naufragio de un barco ocurrido la noche del martes frente a las costas de Sierra Leona, indicaron hoy fuentes oficiales y sobrevivientes. La policía manifestó que 37 pasajeros sobrevivieron a la catástrofe.

Según el relato de los sobrevivientes, el barco partió de Senghes (sur) en dirección de Tombo (periferia de Freetown) y fue azotado por una fuerte tempestad. Se hundió "en unos minutos" en el Atlántico, cerca de la isla de Plantain (suroeste del país). De acuerdo a un funcionario de la ciudad costera de Shenge (suroeste), Alfred Yanka, el barco fue localizado en la zona de Monkey Island, a unos 185 km de Plantain.

Este mediodía "24 cadáveres fueron trasladados" a Tombo, según la radio local, lo que lleva a 34 la cantidad de cuerpos recuperados. "La cantidad de pasajeros a bordo era de 268" aseguró el vocero de la policía, Ibrahim Samura. "Seguimos sin saber cuántos escolares había entre los pasajeros ya que normalmente no se los anota en la lista. Hasta ahora no encontramos el cuerpo de ningún niño" agregó Samura.

Alrededor de 300 personas abordaron el barco
Poco antes, el ministro adjunto de Transportes, Osmond Hanciles, había indicado que era "posible que hubiera más de 300 personas" a bordo. Uno de los sobrevivientes, Sarian Kamara, declaró por teléfono que "el accidente se produjo en pocos minutos cuando la tormenta azotó".

Los allegados a las personas rescatadas denunciaron con amargura el hecho de que las operaciones de rescate fueron lanzadas con un "importante retraso". "Pasaron casi 10 horas antes de que la primera misión fuera lanzada y fue luego de que el primer sobreviviente haya anunciado el accidente por teléfono celular, tras nadar durante ocho horas agarrado a un contenedor de plástico", aseguró la madre de uno de los niños desaparecidos, Musu Conteh.

El ministro de Información, Ibrahim Ben Kargbo, dijo en nombre del presidente Ernest Koroma, que "el Ejército y la Marina hicieron todo lo que pudieron para participar en los esfuerzos desplegados para salvar a los pasajeros".

Según un responsable de puerto Tombo, Samuel Bangura, el barco operaba desde hacía más de 10 años y fue sometido a algunas reparaciones. "La sobrecarga podría ser la responsable del desastre, ya que transportaba enormes cargamentos de aceite de palma, bolsas de arroz y otras mercaderías", declaró.