• |
  • |
  • END

LEGANÉS/AFP
El presidente boliviano, Evo Morales, comenzó este domingo su primera visita oficial a España con un encuentro con la comunidad boliviana en el que pidió ayuda para “acabar” con las bases militares en Latinoamérica y abogó por la ciudadanía universal.

Ante varios miles de ciudadanos bolivianos y de otras nacionalidades congregados en la plaza de toros de Leganés, a las afueras de Madrid, Morales recordó que bajo la nueva Constitución de su país “no se permite ninguna base militar extranjera, menos de EU”.

“En Latinoamérica, donde hay una base militar de Estados Unidos, hay golpes militares”, aseguró el presidente, recién llegado de Ginebra, por lo que pidió “a los movimientos sociales de Europa y del mundo: ‘Ayúdennos a acabar con las bases militares en Latinoamérica’”.

El reciente acuerdo entre Estados Unidos y Colombia para instalar varias bases militares en el país latinoamericano ha provocado la oposición de varias naciones de la región, entre ellas Bolivia. Asimismo manifestó que “es un gran error” declarar ilegales a los extranjeros que llegan a Europa sin pasar por el proceso de regularización.

“Como antes europeos y españoles llegaban a Bolivia y nuestros abuelos nunca dijeron que eran ilegales, ahora que los latinoamericanos vienen a Europa, no pueden ser declarados ilegales”, llamó.